lunes, 27 mayo 2019
01:04
, última actualización
Local

Los planes de la Junta contra el tráfico siguen en el cajón

La movilidad sostenible fracasa en Andalucía. Un año y medio después de la aprobación del Plan de Acción por el Clima (2007-2012), las cinco medidas para reordenar el tráfico en ciudades y centros de trabajo y mejorar la conexión por mar que recoge el documento están todavía por acometer.

el 15 sep 2009 / 22:12 h.

TAGS:

La movilidad sostenible fracasa en Andalucía. Un año y medio después de la aprobación del Plan de Acción por el Clima (2007-2012), las cinco medidas para reordenar el tráfico en ciudades y centros de trabajo y mejorar la conexión por mar que recoge el documento están todavía por acometer.

El 54% de las emisiones de gases de efecto invernadero (responsables del cambio climático) en Andalucía provienen del tráfico de vehículos, sin embargo, después de 19 meses con el plan del clima en vigor, las dos medidas clave de movilidad previstas en el documento, la creación de planes para áreas metropolitanas y centros de trabajos, privados o públicos, mayores de 200 trabajadores, aún no se han materializado, a excepción de cuatro experiencias pilotos de escaso impacto (como la puesta en marcha de algún autobús lanzadera para trabajadores y el fomento del empleo de la bicicleta).

Fue en diciembre de 2007 cuando la Consejería de Innovación, la competente en esta materia, anunció que estaba ultimando planes de movilidad sostenible para 14 municipios y centros laborales de la comunidad que beneficiarían a unas 120.000 personas. Estos planes son estrategias para reordenar el tráfico y sustituir los vehículos a motor privados por transporte público y bicicletas.

A día de hoy, la situación apenas ha avanzado y sólo se ha movido sobre el papel: Obras Públicas ha promovido la creación de Consorcios Metropolitanos en las ocho capitales y la Bahía de Cádiz; Innovación ha dado ayudas para realizar 35 planes de este tipo, mientras que sólo cuatro de los nueve proyectos iniciados de movilidad sostenible para centros laborales están ya redactados, según la Dirección General de Cambio Climático, que prevé que el primero de estos planes no se inicie hasta dentro de un año. Y será una experiencia piloto.

Las otras tres medidas de movilidad previstas en el plan del clima no pintan mucho mejor. La creación de autopistas del mar (conexiones rápidas en barco de ciudades portuarias) están por desarrollar y la única iniciativa se ha centrado en la Bahía de Cádiz (la Junta concedió el año pasado 5 millones de euros para refuerzo marítimo esa zona); la habilitación de plataformas reservadas para autobuses, aunque previstas en el plan andaluz de infraestructuras de Obras Públicas para 2007-2013, de momento sólo existen dos proyectos iniciales dentro del Plan de Transporte Metropolitano de Sevilla; mientras que la reducción de peajes y la reserva de carriles para vehículos de alta ocupación están aún por acometer.

La Consejería de Medio Ambiente se ha comprometido a cofinanciar con los municipios andaluces estudios de movilidad y reordenación del tráfico en busca de modelos de ciudad más sostenibles y aunque está trabajando en esta dirección con la mayoría de los consistorios de ciudades de más de 50.000 habitantes de momento las medidas que están viendo la luz apenas se centran en la puesta en marcha de carriles bici.

Más medidas en 'stand by'. Hay dos acciones que han sufrido un frenazo hasta el punto de que Medio Ambiente las está replanteando al completo. Se trata de las medidas 96 y 97 del Plan de Acción por el Clima, que plantean, la primera, actuaciones de conservación sobre 580.000 hectáreas de bosque hasta 2012, mientras que la segunda insta a desarrollar tratamientos de restauración sobre 420.000 hectáreas con grado muy alto de desertificación. Según la consejería que dirige Cinta Castillo, estos datos se han quedado obsoletos tras las actuaciones realizadas en la masa forestal andaluza los dos años anteriores a la aprobación del documento climático y además estudios recientes de la consejería han demostrado que los bosques andaluces absorben el 4% de los gases que emite Andalucía y no el 2%, como preveía la Junta.

Otras acciones que no están iniciadas son el establecimiento de un panel que establezca la capacidad de almacenamiento de gases de efecto invernadero del sector agropecuario y su impacto en el cambio climático, la creación de una Red Andaluza de Experimentación Agraria, la inclusión del cambio climático en los cursos de FPO (cosa que no sucederá hasta el curso próximo) así como la puesta en marcha de un portal web andaluz sobre el cambio climático.

Las medidas que están desarrolladas plenamente son la puesta en marcha de medidas fiscales (la Junta apela en este punto a la Ley de Fiscalidad Ecológica de 2005, que grava por emisiones y vertidos), la creación de la Oficina Andaluza de Cambio Climático y de la Comisión de Coordinación del Plan, así como el Foro Autonómico sobre esta materia (ya está el calendario previsto para este año) y el inventario anual andaluz de emisiones por sectores.

La Junta consideró a primeros de enero que el 65% de las medidas del plan del clima (91 de 140) estaban iniciadas. Incluso, Medio Ambiente calculó que 12 de las 14 acciones de "gran impacto" en la reducción de CO2 se habían puesto ya en marcha. Según el documento, en 2008 la Administración autonómica destinó 735 millones de euros a medidas en la lucha contra el calentamiento global.

  • 1