Local

Los polígonos se vuelven a quedar sin inversión para sus reformas

Los empresarios reclaman 34 millones para obras pendientes y planes de mejora de la limpieza y la seguridad en los recintos

el 23 dic 2011 / 21:23 h.

TAGS:

Calle del polígono industrial Carretera Amarilla.

El plan integral para la reforma de los polígonos industriales anunciado esta misma semana por el gobierno local no aparece reflejado ni en las cuentas de la Gerencia de Urbanismo ni en las de las de la Delegación de Economía y Empleo. Sólo figura una referencia en las cuentas de Sevilla Global: una partida de 1.120.000 euros que procede además de un dinero presupuestado en ejercicios anteriores -la aportación del Ayuntamiento a este organismo se ha recortado en casi 900.000 euros- y quedó como remanente de tesorería.

El gobierno local continúa así, a la espera de los anunciados fondos europeos, la línea del último año del gobierno anterior que puso fin a un despliegue inversor -en buena medida gracias a los planes extraordinarios del Estado- que dejó 29 millones en los parques empresariales.

"Nos sentimos satisfechos con las reiteradas manifestaciones de nuestro alcalde sobre las reformas y modernizaciones de nuestros Polígonos Empresariales, pero para que los deseos se hagan realidad se requieren dotaciones económicas", explica el presidente de la asociación de polígonos industriales, Antonio Valbuena, quien confirma que los parques empresariales de la ciudad se han vuelto a quedar fuera de las previsiones económicas para 2012, salvó un millón de euros de remantentes de tesorería que, según confirmó Valbuena, se destinarán a pequeñas reformas en Carretera Amarilla y a otras actuaciones puntuales.

Una inversión poco representativa si se tienen en cuenta las previsiones de los empresarios de un sector del que dependen 2.000 empresas y 50.000 trabajadores. Éstas vienen recogidas en el plan integral presentado al gobierno local el pasado 15 de diciembre. En él se define como prioridad la inclusión de "presupuestos para obras para modernización de las infraestructuras", pero se piden además una batería de actuaciones urgentes como controles de seguridad, mejoras de tráfico, cerramientos o refuerzos del servicio de limpieza.

Según el Plan Estratégico de Sevilla 2010, para ese año se debían haber invertido ya 63,5 millones, pero la realidad es que los mandatos de PSOE-IU se cerraron con un presupuesto de 30,4 millones -de los que 1,5 vinculados al polígono industrial Chaparrilla aún no se han ejecutado-. En 2011, como subrayan desde la asociación empresarial, se frenó la inversión. Y en 2012 no se retomará. El pasado 15 de diciembre los empresarios trasladaron sus demandas al delegado de Economía y Empleo, Gregorio Serrano. Éste, según recoge el acta de esa reunión, admitió no saber dónde estaba la partida para los parques empresariales y se limitó a señalar a Urbanismo. Pero en este área, como comprobó este periódico y los empresarios del sector, no aparece. Ni tampoco en Economía y Empleo. Sólo los fondos atrasados de Sevilla Global.

Quedan así pendientes ya para 2013, salvo modificaciones presupuestarias, los más de 33,5 millones en reformas que los empresarios consideran imprescindibles. Los dos principales parques industriales, cuyos planes de reforma se quedaron bloqueados el último año del pasado mandato, son los más afectados por esta necesidad de reformas. Según recoge el plan integral para los parques industriales, Carretera Amarilla necesita de una inversión de 8,5 millones para completar las reformas ya iniciadas.

En el caso de Store la cifra se eleva a cinco millones; mientras que para El Pino, la inversión necesaria estimada es de tres millones. Al margen, hay reformas pendientes en Pino, Navisa y en Chaparrilla, pendientes desde 2005. A estas inversiones concretas hay que añadir 12 millones para guarderías, centros sociales o fibra óptica.

Las necesidades:

Navisa. Los empresarios consideran prioritaria la seguridad. Hay botellonas, robos y prostitución. Se solicita el cierre por las noches y más policías. Además, se califica de “caótico” el tráfico y se pide más control de los negocios. 

Su Eminencia. La pririodad es la seguridad (hay “delincuencia, drogas y prostitución") y la limpieza.

Aeropuerto. La prioridad es la instalación de fibra óptica ante las deficitarias comunicaciones así como la constitución de una entidad única de conservación. Se reclama un mejor mantenimiento de la arboleda del parque. Se pide una línea de Tussam.

Carretera Amarilla. Además de las obras pendientes, se consideran prioritarias una guardería, un tanque de tormentas, la implantación de una entidad de conservación, una mayor presencia de la Policía y actuaciones en el arbolado. Se reclama que entre al polígono al menos una línea de Tussam.

Chaparrilla. La prioridad son los problemas de seguridad. Se pide una mayor presencia policial. Se solicita el cerramiento y una mejora de las infraestructuras.

San Jerónimo. Se sitúan como prioritarias las obras pendientes, una mejora del servicio de Lipasam y actuaciones contra los robos.

Hytasa. El parque está cerrado y dispone de seguridad y limpieza propia. Su reivindidicación es la creación de aparcamiento.

Parque Royal. Entre las prioridades se sitúan medidas de seguridad ante el aumento de las botellonas, control del tráfico y limpieza de las jardines. Además se solicita un contenedor para papel.

Torneo. se piden mejora en los aparcamientos, asfaltados de calles y apertura de jardines. uParsi. Los empresarios piden actuaciones de mantenimiento, un sistema de recogida neumática de basuras, reparación del alcantarillado, un punto limpio, una guardería y más presencia de Lipasam.

Pineda. Se pide más presencia de Lipasam y contendedores. Se reclama un cerramiento.

Calonge. Se pide el arreglo de la calle Aviación, controles de los establecimientos y zonas verdesuLa Negrilla. Las prioridades son la limpieza y mayor seguridad.

El Pino. Se pide la retirada del alumbrado con postes de madera, la finalización de las obras pendientes, un punto limpio, más seguridad y asfaltado de calles. 

  • 1