jueves, 14 febrero 2019
20:11
, última actualización
Local

Los políticos no pasan el examen

El alumnado de la Pablo de Olavide reniega de los partidos y de sus líderes

el 23 jun 2010 / 19:37 h.

TAGS:

Los jóvenes reproducen en política los mismos esquemas que sus padres: son mayoritariamente de centro-izquierda y están cansados de los actuales partidos políticos, aunque saben que "esto es lo que hay". Ésta puede ser grosso modo una de las radiografías de urgencia que se puede hacer de los jóvenes estudiantes de la Olavide a tenor de los resultados del Upobarómetro, el primer estudio de opinión realizado por estudiantes de quinto curso de Ciencias Políticas y coordinado por el catedrático y responsable del conocido como Euskobarómetro, Francisco Llera.


Para los alumnos consultados, los partidos políticos y la Iglesia son las dos instituciones peor valoradas frente a la UE (paradójicamente el organismo más alejado de los ciudadanos), el Tribunal Constitucional (pese a la que está cayendo en el mundo de la judicatura) y las Fuerzas Armadas (algo impensable hace 30 años). En relación con la Iglesia, Francisco Llera achacó ayer la valoración tan negativa a que los jóvenes pertenecen a una generación "más laica" y a que en el debate se han introducido temas como el aborto, la familia y los matrimonios homosexuales en los que el "intervencionismo" eclesiástico provoca un importante rechazo.


Pese al hartazgo de los jóvenes hacia los políticos, el alumnado de la Olavide es un colectivo "politizado y activo", resumió Llera. De hecho, el 58% de los encuestados afirma haber ejercido su derecho a votar, un porcentaje muy por encima de la media nacional (uno de cada tres jóvenes); y dicen estar informados (la mayoría por la televisión y por internet). El estudiante de la Olavide se autodefine como socialista (21%), liberal (15%), socialdemócrata (14%), democristiano (8%), ecologista (5%) y comunista (2%), todas opciones de hace decenas de años y que refuerzan la idea de que los jóvenes reproducen los gustos de los mayores en política. Bajando al terreno del panorama político español, los alumnos se identifican más con el PSOE (32%) que con el PP (22%). Ninguno de los dos líderes nacionales les inspiran confianza. De José Luis Zapatero recela el 73% y de Mariano Rajoy, el 84%. Pese a todo, el PSOE seguiría siendo el partido más votado por los alumnos, un 24%, frente al 19% que lo haría por Rajoy. Sin embargo, en relación con los datos de las elecciones de 2008, los socialistas sufrirían un estancamiento mientras que los populares lograrían un importante repunte. Cuatro de cada diez encuestados, como universitarios "comprometidos e informados" e influidos por el "rún rún" de las encuestas que dan como ganador a Rajoy, está convencido de que éste último se impondrá en las próximas elecciones. "El estudio se hizo en enero por lo que esta opinión, con todo lo ocurrido desde entonces, se reforzaría", concluyó Llera. En el ámbito andaluz, el actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán, sigue siendo el favorito de los alumnos para repetir en el puesto, aunque su nivel de notoriedad (conocimiento) es "sorprendentemente" bajo (un 51%).


El Upobarómetro también analiza la satisfacción de los alumnos de la Olavide con su Universidad. Sólo hay un elemento sobre el que se quejan y que Llera calificó como un "déficit crónico" dentro de la Universidad: la falta de información y de orientación preuniversitaria. El catedrático de Ciencias Políticas y coordinador del estudio llamó la atención sobre el hecho de que el 47% de los encuestados se decanten por un trabajo en la administración pública, un porcentaje al que hay que unirle el 12% que aspira a quedarse en la Universidad. Esta "especificidad" andaluza pone de manifiesto el escaso peso del sector privado. A la hora de buscar un trabajo, los jóvenes creen que lo que más se valora no es precisamente la carrera, sino el manejo de idiomas, los posgrados y la experiencia laboral. Por último, se quejan de la falta de información sobre el plan Bolonia.

  • 1