Local

Los populares no alzan el vuelo ni con el viento a favor

La crisis económica se intensifica. El paro ha dejado de ser una realidad que disminuía para convertirse en una lacra que la mitad de los hogares andaluces tocan con sus manos. Los ciudadanos, que expresan su desasosiego, no están satisfechos con la batería de medidas anticrisis que ha puesto en marcha la Junta. Y sin embargo nada pasa factura al PSOE, que conserva la mayoría absoluta.

el 16 sep 2009 / 04:33 h.

TAGS:

La crisis económica en Andalucía se intensifica. El paro ha dejado de ser una realidad que disminuía para convertirse en una lacra que la mitad de los hogares andaluces tocan con sus manos. Los ciudadanos, que expresan su desasosiego, no están satisfechos con la batería de medidas anticrisis que ha puesto en marcha la Junta. Y sin embargo todo esto no pasa factura al PSOE en la comunidad. El PP se acerca, pero los socialistas conservan la mayoría absoluta.

La mayoría de los andaluces seguirían optando por dejar en el poder a quienes en 2012 cumplirán gobernando 30 años. Y además con mayoría absoluta, según el Barómetro Andaluz de Prospectiva elaborado por el Grupo Estio. Hay un argumento político que molesta, y mucho, a los socialistas andaluces. Ése que dice que ellos ganan no porque son buenos sino porque la oposición es peor. Es un análisis maniqueo, pero cabe preguntarse cómo si los ciudadanos no están satisfechos con la gestión de la crisis, no harían nada por cambiar a su gobierno.

Quizás porque no ven alternativa, quizás por ese rechazo profundo que el PP sigue despertando en una parte del electorado andaluz (el 28,9% no lo votaría nunca) o puede que porque piensen que la gestión socialista, aún con lagunas, es en todo caso la mejor posible. La conclusión clara es que el PSOE andaluz parece dotado, a la luz de estos datos, de la inmunidad electoral. Mientras que, según los resultados de las europeas, Zapatero sale tocado por la crisis, en esta comunidad ni dos factores tan relevantes como la economía o el adiós de Manuel Chaves tras 19 años de presidente desgastan al PSOE.

Quedan tres años para la cita real con las urnas pero surge una pregunta: ¿Cómo el PP ni con el viento a favor remonta en Andalucía? ¿Es posible que este partido haya tocado ya su techo electoral con Javier Arenas en sus carteles? Según los datos de la encuesta que publica El Correo, de celebrarse ahora mismo elecciones los populares recortarían sólo dos puntos a los socialistas. Lejos de los diez diputados que logró remontar en 2008. Y muy lejos del empate técnico que arrojaron algunas encuestas el pasado mes de febrero antes de la sucesión de Chaves. Sería el mejor resultado cosechado por el principal partido de la oposición en Andalucía pero aún así, insuficiente.

La encuesta demuestra además que el PSOE-A ha conseguido superar con éxito ese examen que desde hacia más de un año sí que generaba desasosiego y preocupación a muchos de sus dirigentes. El relevo de Manuel Chaves es considerado un acierto para la mayoría de los encuestados -según los datos que mañana publicará este periódico- y José Antonio Griñán ha sido una elección idónea. No despierta rechazo entre los votantes de este partido y además para la mayoría de los andaluces sí que representa un cambio que ya no era necesario sino pertinente, como podrán comprobar en la segunda entrega de la encuesta. Los andaluces consideran además que este cambio ha cogido con el pie cambiado al PP. El relevo al frente de la Junta subraya además que para Javier Arenas la próxima será la cuarta vez que opte a arrebatarles a los socialistas el Gobierno autonómico. Para muchos, incluso para la mayoría de sus votantes, ese dato ahora pasa menos desapercibido que antes.

El bipartidismo en un fenómeno imparable. Frente al estacionamiento del PSOE y la ligera subida del PP, los minoritarios siguen cayendo en votos, aunque con diferencias. Izquierda Unida, que mantuvo en la última cita electoral sus seis diputados en el Parlamento andaluz, perdería un punto, lo que le permitiría mantener su representación en la Cámara. Otra cosa es el camino imparable que el PA ha emprendido hacia la desaparición. Según la encuesta, no lograría superar el 1,8% de los votos. Lejos de aquel 10,86% que le deparó seis diputados en 1990. Si el PA, que ayudó al PSOE a gobernar en la Junta durante dos legislaturas, se esfuma el más beneficiado es el PP. Pero no porque los socialistas pierdan al que ha sido su apoyo cuando ha perdido su mayoría absoluta, sino porque los votantes de esta formación declaran haber encontrado su refugio en el partido que lidera Javier Arenas. El trasvase de votos natural que declaran los electores se contrapone a la realidad política. Los últimos pesos pesados del PA en provincias como Málaga -como el alcalde de Ronda- ha traicionado a sus siglas para afiliarse al PSOE. Las municipales dirán quién se lleva los votos nacionalistas.

  • 1