Local

Los precintos a locales son en su mayoría por venta de alcohol

La prioridad es multar a los que despachan bebidas a menores de edad.

el 18 may 2010 / 18:55 h.

TAGS:

Un agente de la Policía Local cumple con el protocolo y precinta un local.

Vender alcohol a menores y hacerlo a cualquier cliente después de las diez de la noche, junto con los expedientes para reincidentes, son las infracciones más sancionadas por la Línea Verde de la Policía Local desde que se firmó el Protocolo de Precintos puesto en marcha por la delegación de Medio Ambiente. En total, el pasado año fueron 74 los comercios precintados, un 25% más que en 2008. En lo que va de año se ha sancionado a 26 locales, en su mayoría tiendas de conveniencia, normalmente regentadas por personal de nacionalidad china.

"El procedimiento de precintos es una actuación que venía siendo compleja y necesitábamos que fuera ágil y coordinada. Con este protocolo hemos conseguido desarrollarlo de la manera más adecuada y aumentar con ello la eficacia en las actuaciones de la Administración", señaló la delegada de Medio Ambiente, Encarnación Martínez.

El protocolo de actuaciones de la Línea Verde y los inspectores de Medio Ambiente para controlar a los infractores sirve al Ayuntamiento "para controlar a todas aquellas actividades que incumplan los requisitos de sus licencias". Así, afirmó Martínez, "desde la puesta en marcha de este sistema los resultados han sido magníficos y existe una coordinación directa entre el jefe de la Línea Verde y esta delegada, informándonos en tiempo real". Además, se ha incorporado al equipo el área de Disciplina de Veladores de la Gerencia de Urbanismo "para perseguir con más agilidad las molestias que ocasionan a los vecinos las terrazas de los bares".

Martínez explicó que el aumento de las sanciones impuestas está motivado por la puesta en marcha de nuevas inspecciones en días diferentes -se suman los jueves a los fines de semana-, en agosto o en tiendas, bares o locutorios en las inmediaciones del recinto de la Feria, donde se inspeccionaron 41 establecimientos.

El Protocolo de Precintos establece que cualquier medida sancionadora tiene que ser ratificada a las 72 horas. Normalmente, según explicó la delegada, se da prioridad a las denuncias -unas 20 al día a través del teléfono 112- y las medidas más duras se toman contra quienes venden bebidas a menores. "Es intolerable que se venda alcohol a menores", señaló Martínez.

Cerrada por ofrecer licores a jóvenes de 15 años. El pasado viernes la Línea Verde de la Policía Local realizó una operación en la discoteca Cotton, en la avenida de Blas Infante, que se saldó con la apertura de un expediente para precintar el local por vender alcohol a menores.

Según contó el jefe de esta unidad, Antonio Sánchez, "tras una denuncia del 112, varios agentes de la Línea Verde se personaron en la discoteca y descubrieron a menores a los que se les estaba vendiendo un cubalibre en la barra".

En la identificación policial se descubrió que entre los clientes de la discoteca había 533 personas, "de las que un 80% eran menores de entre 13 y 17 años, en su mayoría de 15, que no pueden estar en un local donde se venda alcohol o se exponga a la vista. Además no puede haber mezcla de mayores y menores si es que se hubiera tratado de una fiesta light como se anunciaba".

Al parecer, la convocatoria a la fiesta, promocionada como "privada", se hizo a través de varios grupos de alumnos de "colegios como Portacoeli, Entreolivos y cuatro centros más de toda la provincia", explicó Sánchez.

Las entradas a la fiesta tenían un precio de cinco euros para venta anticipada y 10 euros en taquilla, "lo que confirma que no era una fiesta privada", y ofrecía con la compra "el derecho a dos consumiciones sin especificar si eran o no alcohólicas. Es más, los combinados tenían un precio de dos euros".

La medida de precinto del local se confirmó 48 horas después del cierre, es decir, el pasado lunes. Además de vender bebidas con alcohol a los menores, el local "no contaba con vigilante uniformado, no mostró la licencia de apertura cuando le fue requerida y no tenía expuesta la lista de precios, entre otras irregularidades".

Ahora la delegada de Medio Ambiente, Encarnación Martínez, tendrá que valorar la sanción definitiva que se le impondrá a la discoteca. "En las tiendas de conveniencia que venden alcohol a menores lo mínimo es un precinto de un mes y 6.000 euros de multa. De ahí no vamos a bajar aseguró", afirmó. "No vamos a tolerar que pasen estas cosas: pondremos las sanciones más duras", sentenció Martínez.

 

  • 1