Economía

Los precios bajan en junio a la espera del ‘efecto IVA’

Los expertos coinciden en que el IPC de julio reflejará la subida del impuesto.

el 13 jul 2010 / 07:40 h.

El precio de los carburantes, más bajo que en junio del año pasado, permitió el descenso.

La inflación descendió tres décimas en junio en tasa interanual (esto es, en comparación con el comportamiento de junio de 2009), hasta situarse en el 1,5%, rompiendo tres meses consecutivos de subidas, influenciada por la bajada de los precios de los carburantes y del gasóleo para calefacción.

No obstante, los expertos consideran que el aumento del IVA, que se aplica desde el 1 de julio, traerá consigo nuevos aumentos de los precios.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió el 0,2% en junio respecto a mayo, pero cayó un 0,3% en los últimos doce meses. En ese descenso influyó el transporte, con una variación anual del 5,3%, más de dos puntos y medio por debajo de la registrada en mayo.

Además, la vivienda rebajó cinco décimas su tasa anual y se situó en el 3,3%, debido a la reducción de los precios del gasóleo para calefacción.

Los componentes que más influyeron en el aumento mensual fueron los de bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa del 5%, seguidos del grupo de ocio y cultura, con una subida del 0,6%, debido a los viajes organizados. De hecho, el tabaco fue, con un incremento del 17,7%, lo que más se ha encarecido en el último año, tras las revisiones al alza de todas las marcas. En el ámbito de los alimentos, fueron las patatas y sus preparados, con un alza acumulada del 12,3%. En el extremo contrario, lo que más se abarató fue el azúcar, un 9,6%, seguido de la leche, que lo hizo un 5,9%.

La inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos no elaborados y la energía- se situó en el 0,4%, dos décimas más que en mayo.

En Andalucía, los precios se colocaron también en el 1,5% en tasa interanual, si bien el descenso fue menor al nacional, de dos décimas respecto a mayo, cuando se situaron en el 1,7%. Respecto a mayo el IPC se anotó un avance del 0,2%.

Ya en Sevilla, la inflación interanual fue del 1,4%, según el INE, que recoge también un alza mensual de dos décimas.

El Ministerio de Economía destacó que el dato de junio confirma la tendencia de los últimos meses de normalización de la inflación interanual en valores "moderadamente positivos".

En cualquier caso, este descenso interanual parece que será transitorio, según aseguraron expertos consultados por Efe, que piensan que la subida del IVA provocará un aumento de los precios en los próximos meses.

La analista de Funcas María Jesús Fernández consideró que el descenso de junio era esperado, si bien reconoció que incluso preveía que bajara una décima más.

En su opinión, este recorte será contrarrestado en julio con un retorno a los incrementos del IPC que, debido a la subida del IVA, se elevaría cuatro décimas, hasta situarse en el 1,9%.

Fernández señaló que el aumento del IVA tendrá un impacto de seis décimas en la inflación de aquí a final de año, hasta cerrar 2010 en el 2,3%.

Por su parte, Nuria Bustamante, de Caja Madrid, aseguró que no ha habido ninguna sorpresa en el IPC y resaltó la subida mensual del tabaco y el descenso anual de la energía.

A su juicio, el efecto IVA se irá reflejando en los precios en los próximos meses hasta alcanzar una tasa del 2% en septiembre y octubre, si bien podría acabar el año en el 1,8%.

Los sindicatos piden que la patronal absorba el impuesto
La CEOE alertó ayer de que la subida del IVA y su traslación a algunos productos y a determinados suministros hará que la inflación "no ceda en la segunda mitad del año". La organización empresarial explicó que la mayor parte del crecimiento se debe al aumento de los precios que hay que pagar al exterior por las importaciones de petróleo y, en parte, por los alimentos sin elaborar.

CCOO pidió a los empresarios un compromiso con la estabilidad de los precios y reclamó que sean ellos los que absorban la subida del IVA para no aumentar el desempleo y empeorar la actividad económica, mientras que UGT afirmó que se necesitan políticas que estimulen la inversión productiva y no que reduzcan los salarios y los ingresos de los pensionistas.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró que el desempleo y el crecimiento económico son los principales problemas del país, y no la inflación, mientras que el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, consideró que los datos muestran la atonía de la economía española.

Desde el PP, el secretario de Economía, Álvaro Nadal, consideró que el dato del IPC es "atípico", al reflejar el adelanto de las compras de los consumidores en previsión de la subida del impuesto, que entró en vigor el 1 de julio.

Para Nadal, que negó que los datos reflejen una mejoría de la economía, hay que esperar al comportamiento de precios y ventas minoristas en los próximos meses para valorar el impacto negativo de la subida de impuestos.El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, destacó que la ligera subida del IPC muestra una normalización de la economía y permite descartar riesgos de deflación en España. "La economía claramente está entrando en una fase de estabilización y de normalidad", aseguró.

  • 1