Economía

Los precios siguen en caída libre

Por tercer mes consecutivo, la inflación interanual -de los últimos doce meses- se colocó en mayo en mínimos históricos, al registrar una tasa negativa de -0,9%, si bien los precios se mantuvieron sin cambios respecto a abril. Detrás está la caída del petróleo y su efecto en los carburantes, que están un 23% por debajo del nivel de mayo de 2008.

el 16 sep 2009 / 04:06 h.

I. CAMPANARIO

Por tercer mes consecutivo, la inflación interanual -de los últimos doce meses- se colocó en mayo en mínimos históricos, al registrar una tasa negativa de -0,9%, si bien los precios se mantuvieron sin cambios respecto a abril. Detrás está la caída del petróleo y su efecto en los carburantes, que están un 23% por debajo del nivel de mayo de 2008.

Hace justo un año, en el mes de mayo, el Índice de Precios al Consumo (IPC) estaba en una tasa del 4,6%, lo que suponía un fuerte aprieto para los bolsillos de los españoles que siguieron sufriendo el encarecimiento de la vida hasta que el indicador tocó techo en el mes de julio para marcar su récord histórico (en el 5,3%). Los responsables entonces fueron, sobre todo, el petróleo y los alimentos. Y hoy, doce meses después, la historia se vive a la inversa.

En efecto, el petróleo cotizó el mes pasado en los mercados internacionales a un precio que rondó los 58 dólares el barril, mientras que un año antes se pagaba a 123 dólares. Esto se traduce, pues, en que acumula un abaratamiento del 22,8% en este tiempo, mientras que los productos energéticos cayeron un 15,3% y los alimentos no elaborados descendieron un 9,1%.

Así, el dato del IPC nacional se situó en una tasa interanual del -0,9%, lo que supone siete décimas menos que la registrada en abril (-0,2%), mientras que se mantuvo invariable en comparación con los precios de abril.

El Gobierno, a través del Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, precisó ayer que las tasas seguirán dejando registros negativos hasta al menos el otoño, pero insistió en descartar que España vaya a entrar en deflación, esto es, una caída generalizada y profunda de los precios.

Por contra, incidió en que supone un alivio para las familias, por eso de que ven aumentar su renta disponible y también favorece a la competitividad de las empresas españolas. En este sentido recordó el diferencial histórico que han alcanzado los precios españoles con respecto a la media de países de la Zona Euro, ya que son nueve décimas más baratos.

Además, los expertos también coinciden en este punto. Para el Observatorio Económico de Andalucía hay "riesgo cero" de deflación, señaló ayer Francisco Ferraro, vicepresidente de esta institución. A su juicio, si se observa el dato de la inflación subyacente, que es aquella que excluye el comportamiento de los alimentos frescos y los productos energéticos -los más volátiles- en mayo se colocó en el 0,9% y, por tanto, continúa en cifras positivas, si bien se redujo en cuatro décimas colocándose por primera vez por debajo de la cota del 1%.

Según el INE, los grupos que más influyeron en la caída del IPC fueron el transporte, por la menor subida de los carburantes; los alimentos y bebidas no alcohólicas, debido principalmente a la caída de algunos alimentos como el pollo, la leche o la fruta; y el ocio y la cultura, por el descenso del precio de los viajes organizados tras la Semana Santa.

ANDALUCÍA. Todas las comunidades autónomas vieron decrecer los precios en mayo, lideradas por Castilla-La Mancha, con una tasa del -2%, y se situaron en una horquilla que cerró el -0,2% del IPC en el País Vasco. Así pues, en puestos intermedios de la tabla se colocó Andalucía, en la que los precios descendieron un -1,1% interanual. Como en el resto de regiones, la evolución de las materias primas fue determinante en el comportamiento de la inflación, incidió ayer la Consejería de Economía. En el extremo contrario, los capítulos más inflacionistas fueron la enseñanza (cuyos precios subieron un 4,2%) y las bebidas alcohólicas y el tabaco (que se encarecieron un 4,1%).

El IPC no varió en Sevilla en el mes pasado, con lo que en lo que va de año se sitúa en el 0% y la tasa interanual en el -0,7%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estos datos, Sevilla es la provincia andaluza donde menos han bajado los precios desde mayo del pasado año.

En el resto, el IPC interanual mostró estos comportamientos: Almería (-1,9%), Cádiz (-0,9%), Córdoba (-1,3%), Granada (-1,3%), Huelva (-1,5%), Jaén (-1%) y Málaga (-1,1%).

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) prevé una inflación del 1,1% a finales de año, con tasas positivas a partir de noviembre, en el caso de que el precio del petróleo se mantenga en 60 dólares por barril, y descarta así la deflación. Pronóstico en el que coincide el Instituto Flores de Lemus de la Universidad Carlos III de Madrid, si bien Citigroup, por su parte, estimó que las tasas negativas se prolongarán todo el año.

  • 1