Local

Los presos pierden el 40% de las citas médicas por falta de policía

Chamizo denuncia que, tras una leve mejoría en 2010, en Sevilla I la situación es preocupante

el 07 ene 2012 / 20:04 h.

TAGS:

Módulo de celdas del centro penitenciario de Morón, uno de los menos afectados por la falta de agentes.

No es la primera vez que el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, alerta de que la falta de efectivos policiales para escoltar a los internos de las cárceles andaluzas en sus consultas externas al médico hace que éstos pierdan citas no solo con especialistas sino incluso para la práctica de pruebas radiológicas y hasta intervenciones quirúrgicas programadas en los hospitales. La situación es especialmente problemática en la prisión de Sevilla I (junto a la de Jaén) y el Hospital Psiquiátrico Penitenciario, ya que en la cárcel de Morón y en la de mujeres de Alcalá de Guadaíra es la Guardia Civil quien se encarga de los traslados y según el Defensor “allí donde traslada y custodia la Guardia Civil el problema no se plantea sino muy excepcionalmente”.


Frente a la mejoría experimentada en otras cárceles andaluzas, el último informe elaborado por Chamizo sobre La intervención de la Junta de Andalucía en el sistema penitenciario: colaboraciones más destacadas, presentado recientemente en el Parlamento, alerta de que en el caso de Sevilla I, en 2010 se perdieron un 33,26% de las citas señaladas y tras una mejoría en el primer trimestre de este año, “en mayo la Policía no acudió al 41,66%, en julio al 41,57% y ya en agosto solo se perdieron el 12%, aunque supone que en ello ha podido influir las vacaciones judiciales que habrán hecho disminuir los traslados para diligencias judiciales, dejando libres más efectivos policiales”.


En 2008, Chamizo dio la voz de alarma con un informe según el cual en Sevilla I se perdían el 40% de las citas y en el Hospital Psiquiátrico el 21% por la incomparecencia de los policías. Llegó a consultar a la Fiscalía Superior de Andalucía sobre la posible incursión de “personas concretas” en “algún tipo de responsabilidad penal por omisión del deber de socorro, por denegación de auxilio, por ocasionar vulneración de derechos constitucionales o por someter a los internos que esperan ser atendidos a tratos inhumanos o degradantes”. El fiscal contestó, en mayo de 2010, y acordó dirigirse al Delegado del Gobierno andaluz para trasladar las quejas del Defensor e instarle a “dar las órdenes oportunas” para evitar la incomparecencia de los agentes y dictó un oficio para que las Fiscalías provinciales vigilaran que se comunicaban las citas a los jueces de Vigilancia Penitenciaria con suficiente antelación como para asegurar los traslados. La Delegación del Gobierno mantuvo reuniones de coordinación con las subdelegaciones y responsables de los servicios médicos de las cárceles y del propio Sistema Andaluz de Salud (SAS).


Sin embargo, tras una mejoría el año pasado, el último informe constata que el nivel de pérdidas de citas ha vuelto a alcanzar cifras similares a las de 2008 o incluso superiores, ya que en el Psiquiátrico, en el primer semestre del año fallaron 14 de las 57 visitas médicas señaladas, un 27%. En la prisión de Morón, donde acuden tanto guardias civiles como policías, el informe constata que “con la Guardia Civil no han tenido problemas nunca pero en 2010 la Policía Nacional dejó de acudir a 152 traslados, lo que supuso un 11,34% del número total de citas. Tras diversos contactos y reuniones entre directores penitenciarios y mandos policiales, desde marzo de 2011 todo ha cambiado y en seis meses no se ha producido ni un solo fallo por este motivo”.


QUEJAS DE LOS HOSPITALES. Con todo, el caso más grave sigue siendo el de Sevilla I, donde cumplen condena 1.277 internos. El informe del Defensor recoge la “preocupación del subdirector médico” de este centro, que alerta de que algunas de las salidas frustradas por la ausencia de policías “son para revisiones postoperatorias, realización de pruebas radiológicas con contraste que precisan preparación previa, servicios donde la lista de espera es muy elevada y la pérdida de una cita supone un claro retraso diagnóstico”.


Además, alerta de las “innumerables” quejas que recibe el servicio médico de la prisión de los distintos hospitales –el hospital de referencia de esta cárcel es el Virgen del Rocío– “por la no realización de consultas, ausencia a quirófanos concertados para intervenciones quirúrgicas programadas”. Y señala que es un problema “histórico” de la prisión de Sevilla I que “lejos de solucionarse cada vez se va agravando más”.

  • 1