Local

Los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2013 ascenderán a 7.440 millones, un 10,25% menos que en 2012

el 01 oct 2012 / 14:31 h.

TAGS:

Los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2013 ascenderán a  7.440 millones de euros, lo que supondrá un 10,25 por ciento menos  que en el ejercicio anterior, cuando la cuantía ascendía a 8.290  millones de euros.

Así lo ha anunciado la presidenta de Castilla-La Mancha, María  Dolores de Cospedal, en una rueda de prensa en el Palacio de  Fuensalida de Toledo, donde ha señalado que se trata de unos  presupuestos "austeros" que garantizan los servicios públicos,  promueven la inversión productiva y están encaminados a fomentar la  creación de empleo.

La presidenta ha indicado que el 85,3 por ciento del presupuesto  para 2013 va destinado a Educación y Sanidad, aunque la cuantía  destinadas a estas partidas ha bajado un 6 y un 7 por ciento en  relación con 2012.

Cospedal ha explicado que el techo de gasto de la Comunidad  Autónoma -el dinero que la comunidad tiene disponible para gastar-  será de 5.249 millones de euros, lo que representa un 7,1 por ciento  menos que en 2012.  

La previsión de ingresos para 2013 es de 6.489 millones de euros,  lo que supone un incremento de 6,79 por ciento sobre los 6.048 que el  Gobierno estimó para este año. De los ingresos, 3.816 millones son  por vía tributaria frente a los 3.492 del año pasado; 1.482 por  transferencias del Estado frente a los 1.741 de 2012; y 1.191 por  transferencias de la Unión Europea cuando la previsión para este  ejercicio es de 1.231.

La presidenta de Castilla-La Mancha, además, ha explicado que los  ingresos tributarios de Castilla-La Mancha aumentan porque la región  incrementa su participación en los tributos del Estado (los impuestos  cedidos), y ha recalcado que en estas cuentas ni se crean nuevos  impuestos ni se modifican los actuales.

Cospedal ha señalado que las gestiones realizadas por su Gobierno  han permitido transformar la deuda del corto al largo plazo, por lo  que este año deberá pagar 458 millones en vez de los 960 previstos.  De cualquier forma, aumentan los intereses de la deuda al tener que  pagar 1,35 millones al día. Así, ha remarcado Cospedal ha remarcado  que los 10.800 millones de deuda siguen "lastrando" las finanzas  públicas y la economía de la región.

También ha recordado que el déficit en 2011 era del 7,5 por ciento  del PIB regional, unos 3.000 millones de euros, pero que las medidas  adoptadas por su Gobierno han dado sus "frutos", por lo que se  encuentra en condiciones de asegurar que Castilla-La Mancha cerrará  este ejercicio cumpliendo el objetivo de déficit del 1,5 por ciento y  que con estos presupuestos también se cumplirá el objetivo de 2013,  fijado en 0,7 por ciento.  

LUZ AL FINAL DEL TUNEL

Cospedal ha asegurado que en los últimos meses "se ha frenado el  deterioro de la actividad" y que para el segundo semestre de 2013 se  entiende que puede comenzar "un repunte de la tasa de actividad", lo  que, a su juicio, "significa empezar a ver la luz al final del túnel  y es una señal de que tenemos que continuar en la senda de  presupuestos austeros y que primen la inversión y la creación de  empleo".

Según ha dicho, los presupuestos para 2013 responden a la  necesidad de generar credibilidad y confianza, no solo ante los  acreedores sino ante la ciudadanía.

Para la presidenta, "la estabilidad y el equilibrio presupuestario  no son una opción ideológica o un posicionamiento político sino que  son una condición sine qua non para crear riqueza y empleo y para  salir de esta situación".

ESFUERZO DOLOROSO


"Estos presupuestos, en definitiva, son un paso hacia adelante y  un trampolín para salir de la crisis y para incentivar la creación de  empleo", ha recalcado Cospedal, quien ha reconocido que el esfuerzo  de consolidación fiscal es "a veces doloroso y muy difícil en muchas  ocasiones", por lo que ha agradecido a los castellano-manchegos "el  esfuerzo que entre todos estamos haciendo".

Preguntada por las críticas de los socialistas, Cospedal ha  asegurado que se trata de unos presupuestos "realistas" y ha admitido  que "al tener menos ingresos", puede decirse que "son restrictivos". 

No obstante, ha destacado que hay que reconocer a la Junta el  "esfuerzo" que va a hacer al destinar una parte importante de los  fondos propios a generar inversiones y ha recordado que una cantidad  "muy importante" del dinero de los presupuestos se destina a pagar  intereses de la deuda y a pagar inversiones y actuaciones que se  habían hecho en el pasado que "no estaban pagadas".

  • 1