Local

Los primeros resultados mantienen a Ahmadineyad en el poder

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, lograría la victoria en las elecciones presidenciales celebradas ayer según los primeros resultados ofrecidos por el Ministerio de Interior iraní. Al cierre de esta edición, obtenía el 68,1% de los votos emitidos por los iraníes.

el 16 sep 2009 / 04:12 h.

TAGS:

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, lograría la victoria en las elecciones presidenciales celebradas ayer según los primeros resultados ofrecidos por el Ministerio de Interior iraní. Al cierre de esta edición, obtenía el 68,1% de los votos emitidos por los iraníes.

El director del Centro Electoral Nacional, Kamran Daneshyu, matizó al anunciar los datos que esta cifra de votos sólo corresponde a 8.881 urnas escrutadas, que representan el 19,2% del total. Antes de que se conociera estos datos, el candidato reformista, Mir Husein Musavi, ofrecía una rueda de prensa en la que se atribuía la victoria definitiva en la primera ronda de los comicios con el 60% de los votos y en la que también denunciaba que muchos votantes no pudieron ejercer su derecho a voto porque los colegios cerraron demasiado pronto. "Hay mucha gente que se ha quedado en la calle sin poder votar, Sabemos de centros electorales que pese a la ampliación del horario, fueron cerrados", criticó el ex primer ministro.

La asistencia a las urnas fue masiva en todo el país. Desde primera hora de la mañana, familias enteras se acercaron a los más de 49.000 colegios electorales repartidos por todo el país en una jornada de reivindicación y fiesta únicamente ensombrecida por algunos actos vandálicos. Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Interior, la participación rondó el 75%, cifra récord que obligó a extender durante varias horas el cierre de los colegios.

En las calles de Teherán, las largas filas de votantes tenían un color casi común dependiendo del lugar de la capital en el que se encontraran. En el norte, la zona más rica de la ciudad, primó el verde de los seguidores del ex primer ministro Mir Husein Musaví, principal rival del presidente. En el sur, donde se concentra la mayoría de los barrios más desfavorecidos, dominaba el tricolor verde, blanco y rojo de la bandera de Irán, adoptado por Ahmadineyad. Sin embargo, y al contrario de 2005 cuando Ahmadineyad arrasó en segunda vuelta, era posible ver muchos partidarios de Musaví y de los otros dos candidatos, el clérigo reformista Mehdi Karrubí y el conservador Mohsen Rezaeí.

"Voy a votar a Musaví", admitía a Efe Zahra Montasem, ama de casa que ejerció su derecho en la madrasa Hafez, adyacente al Gran Bazar. "Pero no es una cuestión de libertades, porque para eso existen diferentes interpretaciones. Creo que lo que necesitamos es trabajo para los jóvenes y lucha contra la carestía, y creo que Musaví puede arreglar estos problemas", explicó. Divida social e ideológicamente, la crisis ha sido, sin embargo, una de las principales razones por las que gran parte la población se ha inclinado por Musaví, al que se le recuerda como un buen gestor durante los difíciles años que dirigió el gobierno, entre 1981 y 1989, en plena guerra con Irak.

"No podemos decir que un candidato es malo, sin embargo para mí Musaví es una buena opción", admitía a Efe una votante. "Durante la guerra entre Irán e Irak demostró su capacidad y ha hecho todo a favor del pueblo. Bajó la inflación. Yo creo que por aquellos buenos resultados durante su mandato, la gente ahora le está votando", explicaba en la madrasa Ershad, en el centro norte de la capital.

A escasos metros, Ibrahim Yazdi, primer ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica, tesorero de su fundador, el ayatolá Rujolá Jomeini durante el exilio en París y ahora uno de los hombres más críticos con el régimen, revelaba a Efe que se decantaba por el ex primer ministro. "He votado a Musaví. Creo que es una buena opción, si no lo fuera no votaría", afirmó.

  • 1