lunes, 25 marzo 2019
16:46
, última actualización
Cultura

Los Príncipes de Asturias, ante la cabeza oculta del Rey

Como los caminos del arte son inexcrutables, nadie imaginó que la bulliciosa inauguración llevada a cabo en Arco por los Príncipes de Asturias iba a enfrentar a los herederos a la corona ante un busto del Rey asfixiado dentro de una caja, una de las obras que el celebrado Fernando Sánchez Castillo expone en esta feria.

el 15 sep 2009 / 22:34 h.

Como los caminos del arte son inexcrutables, nadie imaginó ayer que la bulliciosa inauguración llevada a cabo ayer en Arco por los Príncipes de Asturias iba a enfrentar a los herederos a la corona ante un busto del Rey asfixiado dentro de una caja, una de las obras que el celebrado Fernando Sánchez Castillo expone en esta edición de la feria.

La escena tuvo lugar en el expositor de Juana de Aizpuru. Don Felipe y doña Letizia, en la recta final de una visita al recinto ferial de Ifema que duró casi dos horas, hacían su última parada ante una de las galeristas más veteranas del país, y miembro fundador de Arco. A su espalda lucía la obra del sugerente Fernando Sánchez Castillo, uno de los nombres más a tener en cuenta dentro del arte joven español que se exporta fuera del ámbito nacional. La escultura de un árbol caído y un busto de bronce cubierto con una caja son las propuestas que este artista muestra en el expositor.

Tras una larga charla, nadie pregunta qué se esconde dentro del cubículo, pero no eran pocos, nadie sabe si los príncipes también, los que conocían la existencia en el interior de un busto de Juan Carlos I. Y es que la pieza, que se enmarca dentro de la línea de trabajo de este autor sobre el arte y el poder, lleva precisamente por título Rey.

Anécdotas aparte, la de ayer fue una jornada marcada por la presencia oficial y la llegada masiva de coleccionistas a los pabellones 6, 8 y 10 de Ifema, por el que los artistas plásticos más célebres del país se dejaban ver junto a sus obras, en la última jornada dedicada exclusivamente a profesionales, quienes prestaron una especial atención a los artistas del país invitado, La India.

Arte indio. El programa Panorama: India, comisariado por el artista Bose Krishnamachari, contempla dos propuestas. Por un lado la de las trece galerías seleccionadas procedentes de los principales centros artísticos del país y, por otro, una exposición en la que se muestra la riqueza de la creación artística india.

"El arte contemporáneo en mi país es tan diverso como nuestra cultura y se ha inspirado en el pasado en motivos, técnicas y vocabulario, asimilándolos para desarrollar modos de expresión individuales, que utilizan nuevos lenguajes, tecnologías y temas", explicaba ayer el comisario ante obras como la fotografía La última cena-Gaza, del artista Vivek Vilasini, una de las más contempladas en el programa de la India.

"En cuanto a ideas y creación de imágenes, se trata de un arte al mismo nivel que el de cualquier otro lugar, alejado de estereotipos y preocupado por problemas contemporáneos locales y globales", quiso dejar claro Krishnamachari, que mostró obras que hablan de género, diferencias de clase y desarraigo. Todas ellas desarrolladas principalmente en los ámbitos de la fotografía y la pintura.

  • 1