Economía

«Los productos naturales son una filosofía de vida»

Es, al igual que su hermana Elisabeth, socia directora de Jabonalia, una firma en la que vuelca su pasión por la cosmética y el jabón natural. A pesar de la crisis, cree que es un nicho de mercado poco explotado en España que puede abrirle oportunidades de negocio.

el 23 oct 2010 / 18:30 h.

Raquel Ortiz es, junto a su hermana Elisabeth, promotora de la firma Jabonalia.

-Los productos naturales están de moda desde hace unos años. ¿Su apuesta era sobre seguro?

-En los últimos tiempos hay mayor preocupación por el cuidado del cuerpo y de la mente y mi hermana y yo -promotoras de la empresa-, aparte de que consumíamos este tipo de productos naturales y nos identificamos con esta filosofía, vimos que era un nicho de mercado poco explotado. Nos interesaba rescatar algunos tradicionales a los que aplicar innovación y diseño.

-¿Cuándo arranca?

-Se inició en 2006 en Dos Hermanas, cuando inauguramos una tienda. Teníamos ya las carreras terminadas, y siempre habíamos soñado con montar una empresa. Cuando vimos que este sector estaba en pleno auge, y que además era el que nos interesaba, nos lanzamos a ello. Nos llamaba el mundo de la cosmética y la artesanía. Desde que abrimos hemos incorporado nuevas líneas de negocio y productos.

-Abrieron poco antes de que se desatara la crisis...

-Sí, un año antes, pero incluso así nos dio tiempo de ver la diferencia existente entre el antes y el después de que ésta se produjera. En cualquier caso, al ser un producto en plena expansión, no se ha visto tan afectado como otros, pero se nota, sobre todo en la venta en los establecimientos a los que suministramos. Además, algunos clientes podrían considerarlo un capricho, por lo que prescindir de ellos era fácil, aunque para muchos usarlos es una filosofía de vida. El hecho de que se favorezca cada vez más la venta de este tipo de artículos y de que se den a conocer todas las cosas buenas que aportan nos favorece.

-¿Cómo va su proyecto de franquiciar la tienda?

-A los dos años de abrir decidimos emprender el franquiciado del negocio, porque desde los comienzos encontramos emprendedores interesados. Nos pusimos en contacto con una consultora especializada, lo que sucede es que el tema de la creación de empresas ha bajado considerablemente en los últimos tiempos. Además, nos gustaría que se metieran en el negocio personas que entiendan la filosofía y que se identifiquen con ella, tanto a la hora de gestionar el establecimientos como los productos.

-¿La venta por internet les ha ayudado?

-Se abrió a principios de año y hay bastante actividad. El comercio electrónico es una línea de negocio muy importante para la empresa, aunque la tienda sigue siendo el centro piloto, donde probamos nuevos productos y conocemos la opinión de los clientes a través del trato directo.

-¿Qué novedades aporta su empresa al mercado?

-Tenemos una línea de productos propios que nos fabrican empresas contratadas, con una marca propia registrada a nivel nacional y europeo. En el caso de los jabones, tanto las formas como los aromas los hemos diseñado nosotras. Es decir, que son únicos. Siempre nos ha gustado estar implicadas en el proceso de creación, aportando cosas originales que no se pueden encontrar en otro sitio.

-¿Qué ofrece Jabonalia?

-El jabón es nuestro producto estrella, pero hemos sacado otros. Tenemos líneas de productos corporales y faciales (leche y aceites), así como de cosmética y de ambientación para el hogar y el coche. Asimismo, ofrecemos colonias naturales que se venden a granel. Tenemos otra línea de productos que sirven como regalos en bodas, ya que la gente busca obsequiar con algo original y útil. Nuestra próxima apuesta estará relacionada con productos de baño para hoteles y alojamientos rurales. También hacemos cestas de Navidad para las empresas. Vendemos a otros negocios (como mayoristas) tanto a tiendas como a centros de estética y peluquerías, que cada vez preguntan más por nuestros productos. Se encuentran por toda la geografía española.

-¿La competencia es menor en España que en otros países?

-Sí. Otros países llevan más años comercializando estos productos y están más concienciados. Aquí ha llegado tarde y además ha coincidido con la crisis. En Estados europeos como Alemania, los Países Bajos o Francia, es bastante común su uso.

-¿Y proyectos nuevos?

-Ahora no prevemos nuevas aperturas. Lo que sí nos planteamos es más flexibilidad en las condiciones económicas para la franquicia y hemos desarrollado un stand para centros comerciales, que requiere una inversión menor. Ahora mismo estamos centradas en internet y en lanzar nuevas líneas de productos.

Perfil. No sin su hermana gemela
Raquel Ortiz trabajó anteriormente en una empresa de telecomunicaciones, pero tanto ella como su hermana Elisabeth (son gemelas) tenían claro que querían regentar una firma propia. "Siempre nos había gustado la idea de montar una empresa juntas y tenemos gustos muy parecidos, por lo que no dudamos a la hora de elegir el sector. Además, estudiamos carreras muy complementarias a la hora de llevar un negocio, ya que yo hice Empresariales y ella Relaciones Laborales", cuenta Raquel. En las tareas, cada una se encarga de una parte de la empresa. "Nuestra ilusión y nuestro sueño es hacer un proyecto de vida, más allá de la firma en sí", explica, aunque añade que les ha costado "mucho crear una marca". Además, dedican muchas horas a este proyecto. "Somos muy perfeccionistas y a lo mejor otras se hubieran quedado paradas, pero nosotras buscamos siempre cosas nuevas que hacer para seguir creciendo. Es un producto que nos puede dar muchas posibilidades en el mercado porque es un sector en auge". De hecho, ahora están centradas en nuevas oportunidades de negocio en la red y a través de las franquicias.

  • 1