Local

Los propietarios del antiguo mercado denuncian al 15-M

Niegan que esté abandonado y afirman que esperan la licencia de derribo.

el 04 nov 2011 / 16:03 h.

TAGS:

Los propietarios del antiguo mercado de la Encarnación llevarán a los tribunales a los activistas del movimiento del 15-M que han ocupado la vieja plaza de abastos . Aseguran que tenían planes para el solar y que no estaba abandonado, aunque aún no habían intervenido en él porque estaban a la espera de la licencia para derribar las antiguas instalaciones de los placeros. Lo cierto es que, tras el traslado del mercado, por fin la familia podía disponer del inmueble para fines más lucrativos que el hasta ahora alquiler al Ayuntamiento y, por este motivo, estaban pendientes de decidir el futuro del solar, en que el caben legalmente viviendas, aunque también se baraja el alquiler para usos terciarios como el comercial.

La familia propietaria del inmueble, número 10 de la Plaza de la Encarnación, de hecho, estaba estudiando las posibilidades urbanísticas y legales que tiene el solar (incluso consultando a Urbanismo), así como el estado del mercado inmobiliario para decidir el uso futuro del terreno.

Sin embargo, sus planes se han frenado por la ocupación por parte del movimiento del 15-M. Ayer, en un comunicado, la familia anunció que denunciará en el juzgado la intrusión al considerar que ésta se ha llevado a cabo "ilegítimamente" y ha podido incurrir en usurpación ilegal. La representación jurídica de los dueños, en un escrito, indica que esperan la actuación judicial y policial que corresponde "a quienes confiamos en un Estado de Derecho, cual es la devolución inmediata de la posesión del inmueble a sus legítimos propietarios".

La familia propietaria del inmueble defiende que al ir prorrogando el contrato de arrendamiento con el Ayuntamiento para el mercado de abastos durante treinta y ocho años -aunque en un principio fue una ubicación provisional- ayudó al cumplimiento de este servicio para la ciudad, "a pesar de haberse perjudicado en sus intereses privados durante todos estos años, sin poder disponer del inmueble para otros fines más lucrativos, igualmente legítimos".

La familia, además, explica que no han ocupado aún el inmueble, a pesar del traslado del mercado, porque no pudieron tomar posesión del mismo hasta el pasado mes de abril, ya que la Cooperativa de Comerciantes de la Encarnación no acometió el derribo de las instalaciones provisionales, lo que obligó a los dueños a llevar a cabo el encargo y tramitación del proyecto de demolición, así como a solicitar la licencia municipal, de cuyo inminente otorgamiento están pendientes.

"No es cierto" -apostillan los dueños- que el inmueble haya sido abandonado, sino que, "por causas ajenas a la propiedad", desde hace escasos meses está pendiente la concesión de la licencia de derribo, tramitación que es "lenta", subrayan.


  • 1