Cultura

Los pueblos piden que el superávit de la Diputación se pueda destinar a servicios sociales

Alcaldes del PA, IU y PSOE confían en que el Gobierno rectifique y no discrimine a nadie.

el 13 feb 2014 / 21:27 h.

TAGS:

alcaldes-detalleLa enmienda que el pasado 5 de febrero registró el PP al proyecto de ley de Consumidores y Usuarios para definir finalmente qué es una inversión financiera sostenible y aclarar en qué van a poder destinar los ayuntamientos y diputaciones su superávit de 2012 ha caído como un jarro de agua fría en los municipios pequeños, echan de menos la falta de sensibilidad, porque, en principio –todavía hay margen para incluir modificaciones–, se impide que este remanente se pueda destinar a servicios sociales, un tema fundamental para los alcaldes, que son los que se enfrentan día a día a la dura cara de la crisis que afecta a muchas familias de sus localidades. La cantidad que está en juego sólo de la Diputación provincial de Sevilla ronda los 40 millones de euros, un dinero que está apartado para cuando el Ministerio de Hacienda dé el visto bueno invertirlo en los pueblos, fundamentalmente en los de menos de 20.000 habitantes, con los que la Institución provincial tiene una sensibilidad especial. A estos 40 millones de euros hay que sumar el superávit del presupuesto de la Corporación provincial de 2013, que está a punto de conocerse. Además de esta partida, están los remanentes que tienen algunos ayuntamientos y que también están a buen recaudo a la espera de que el Gobierno permita su gasto y en qué. El problema se ha presentado ahora cuando tras la moción presentada por el PP al proyecto de ley de Consumidores y Usuarios se ha develado que de salir adelante beneficiará a las grandes ciudades en detrimento de los pueblos pequeños y medianos. Y es que entre los programas en los que se podrán realizar inversiones se encuentran saneamiento, abastecimiento y distribución de aguas; recogida, eliminación y tratamiento de residuos; e infraestructuras del transporte, materias de las que sólo tienen competencias las grandes ciudades o están mancomunadas. Sin embargo, quedan excluidas, entre otras, las inversiones en servicios sociales. El alcalde de La Roda de Andalucía, Fidel Romero (IU), además de esperar que le llegue un pellizquito del superávit de la Diputación, recordó ayer que él tiene un remanente de 502.000 euros del presupuesto de 2012. Un dinero que le vendría muy bien para dar un poco de oxígeno a su presupuesto, «ya que sólo para servicios sociales destinamos 280.000 euros». Romero recordó que la crisis en 2013 ha golpeado muy duro, «muchas personas que tenían el apoyo de sus familias y amigos ya no lo tienen, porque los que eran su soporte también tienen problemas, y por ello la solidaridad debe partir de los organismos públicos». Este regidor remarcó que es necesario que el Gobierno permita con este dinero poner en marcha planes de empleo, «porque día a día nos encontramos con la cara del paro». De forma muy similar se expresó el alcalde de Alanís de la Sierra, Cecilio Fuentes (PA), otra localidad que tiene superávit de 2012. Fuentes indicó que el Gobierno tiene que beneficiar a todos por igual y criticó que de prosperar la enmienda de los populares tal y como se ha presentado sólo se beneficiará a los grandes municipios. Remarcó que en un pueblo pequeño como el suyo donde más es necesario invertir es en servicios sociales, «actualmente la demanda de ayudas es muy grande, más de la que podemos absorber». Por ello, insistió en que es una prioridad que el superávit de la Diputación y el que tiene su Ayuntamiento se pueda destinar a ayudar a los vecinos con problemas y al arreglo de calles «no a investigación para lo que no tenemos competencias». Por su parte, la alcaldesa de Aznalcázar, Dolores Escalona (PSOE), admitió que su Ayuntamiento no tiene superávit de 2012, pero manifestó que espera que el de Diputación se pueda invertir en lo que realmente necesitan los ayuntamientos. «Deben consultar con nosotros para que conozcan cuáles son nuestras necesidades reales, como es destinar fondos a los servicios sociales», remarcó. Asimismo, dijo que hay varios aspectos en los que el PP pretende dar vía libre a la inversión como el abastecimiento y saneamiento que los tenemos «mancomunados». Finalmente, el alcalde de Mairena del Alcor, Ricardo Sánchez (PP), se mostró prudente y prefirió esperar a conocer en profundidad la enmienda de su formación. No obstante, indicó que es positivo que se pueda invertir en obras de abastecimiento y saneamiento, porque, aunque indicó que está mancomunado, los ayuntamientos también invierten en estos trabajos. El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), se reunirá hoy con los alcaldes de toda la provincia para analizar la enmienda del PP.

  • 1