Local

Los rebeldes chechenos se atribuyen los ataques de Moscú

48 horas después mueren 13 personas en dos atentados en el Cáucaso.

el 31 mar 2010 / 17:53 h.

TAGS:


El jefe del grupo terrorista Emiratos Islámicos del Cáucaso, Dokou Umárov, se atribuyó en un vídeo la autoría de los atentados suicidas perpetrados en Moscú, según informó ayer el Centro Estadounidense de Vigilancia de Sitios Islamistas (SITE).

El centro indicó que en un vídeo de cuatro minutos y 27 segundos, grabado el 29 de marzo y colgado en Youtube, Umárov se hizo cargo de la responsabilidad de los atentados en el metro de Moscú del lunes en los murieron 39 personas y hubo más de 70 heridos.

La web Kavkaz Center, órgano de propaganda rebelde de los combatientes chechenos, mantiene en un mensaje en inglés que el líder checheno Umárov ordenó el doble atentado suicida en represalia por los asesinatos en la aldea de Arshty, en la frontera entre Chechenia e Ingusetia, el pasado 11 de febrero, según el Centro Estadounidense de Vigilancia de Sitios Islamistas.

Umárov señala que los ataques del metro fueron organizados por una orden personal suya y advierte de que los ataques en Rusia continuarán.

Sólo 48 horas después de los atentados de Moscú perpetrados por dos mujeres kamikazes, se produjeron dos nuevos ataques suicidas en el sur de Rusia. Y es que ayer 13 personas, entre ellas nueve policías, dos civiles y los dos terroristas, murieron en sendos atentados suicidas perpetrados en la localidad daguestaní de Kizliar. Las explosiones se produjeron a unos 300 metros de unos edificios del Ministerio del Interior y del Servicio Federal de Seguridad (FSB) y de un instituto de educación Secundaria. Los atentados dejaron además 28 heridos, ocho de ellos de gravedad.

Todos los atentados "son eslabones de la misma cadena y una manifestación de la actividad terrorista que en los últimos tiempos nuevamente se hace sentir en el Cáucaso norte, contra la que luchamos y seguiremos luchando", declaró el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, durante una sesión del Consejo de Seguridad. Afirmó, además, que "el objetivo de los terroristas es desestabilizar la situación en el país, destruir la sociedad civil y sembrar el miedo y el pánico entre la población". "Pero no lo permitiremos", aseveró Medvédev.

Mientras, el primer ministro, Vladímir Putin, no descartó que "actuaran los mismos criminales" tanto el lunes en Moscú como ayer en la república norcaucásica de Daguestán. "No importa en qué lugar se cometan los crímenes de esa clase y quiénes sean las víctimas, de qué pueblo o religión. Estos crímenes están dirigidos contra Rusia", dijo Putin, citado por las agencias.

También el presidente daguestaní, Magomedsalam Magomédov, se expresó en la misma línea y aseguró que "los responsables de este crimen, estén donde estén, recibirán su merecido castigo".


  • 1