Los recortes ahogan a los ayuntamientos y sus empresas

Los municipios están ahorrando en el capítulo de personal, donde no han faltado los despidos.

el 09 jun 2012 / 18:47 h.

La crisis está golpeando de lleno a los ayuntamientos. Todos o casi todos han tenido que adoptar drásticas medidas de ahorro para poder seguir en funcionamiento y no quebrar. Los despidos y los retrasos en el abono de las nóminas están a la orden del día y ahora el decreto de pago a proveedores y el plan de ajuste que han tenido que aprobar para acogerse a él ha obligado a la mayoría de los alcaldes a reducir en el capítulo de gastos, fundamentalmente en el de personal.

Sin lugar a dudas, las plantillas son las grandes perjudicadas de estos recortes. Los ayuntamientos han decido en el mejor de los casos no amortizar plazas, no renovar los contratos que finalicen y recortar en las retribuciones, pero algunos alcaldes han tenido que optar por despedir a empleados como es el caso de Umbrete, donde ocho trabajadores ya están en la calle. Esta medida se tomó incluso antes de aprobarse el plan de ajuste.

En Olivares también se prescindirá de nueve empleados, en este caso sí está detrás el plan de ajuste, que a pesar de los severos recortes que conlleva no ha sido aprobado por el Ministerio de Hacienda en primera instancia.

A estos dos municipios puede que en breve se unan otros. En Espartinas se tendrá que recortar un 40% en el capítulo de personal, por lo que los trabajadores no dudan en que habrá despidos, aunque no se han iniciado las negociaciones.

En Coria del Río se está negociando el plan de ajuste, donde no se han incluido despidos, pero si el plan no se aprueba, el Gobierno local cree que no tendrá otra salida más que recortar en personal.

Y es que las arcas de los ayuntamientos están prácticamente a cero. Pero si la situación financiera de los Ayuntamientos es mala, aún es peor la de sus empresas municipales.

En lo que va de mandato han sido un puñado las que han presentado preconcurso de acreedores. Éste es el caso de la Sociedad de Desarrollo Industrial y Promoción Rural Agraria de Gillena, Diprasa, que ya sacó a subasta su patrimonio pero ésta quedó desierta. Ahora se está pendiente de realizar otra subasta, para así resolver el preconcurso de acreedores y saldar la deuda hipotecaria.

Una fórmula similar empleó el Ayuntamiento de Pilas, que optó por vender patrimonio para evitar el preconcurso de acreedores en Pilas 2000.

En Palomares del Río también se presentó un concurso de acreedores en la empresa Emdespal, además la querella que el actual equipo de gobierno (PP) puso contra los anteriores responsables socialistas ha sido admitida a trámite.

Bollullos de la Mitación cerró la televisión municipal, el Canal 4 Aljarafe, por falta de fondos, y dejó en la calle a 10 trabajadores.

Por su parte, en Mairena del Aljarafe se cerraron los organismos autónomos Porzuna 21 (entidad dedicada a la formación y empleo), la Agencia de Medio Ambiente y el Instituto de Bienestar Social. Además están teniendo graves problemas con Sodeoil, la sociedad que gestiona la gasolinera municipal y que el Consistorio quiere alquilar a una empresa que trabaje en el sector.

A estos casos se unen el cierre del hotel municipal de Estepa; el preconcurso de acreedores de la Empresa Municipal de Urbanismo de Écija (EMU), y de Iniciativas de Desarrollo de Los Palacios (Idelpa), entre otras muchas.

El último caso ha sido el de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, a la que pertenecen 11 localidades, siete de Sevilla, que el viernes aprobó iniciar el proceso de disolución por la deuda acumulada: 32 millones de euros, tres de ellos con la plantilla.

  • 1