jueves, 13 diciembre 2018
21:57
, última actualización
Local

Los rectores sevillanos critican la falta de "consenso" en la nueva reforma

el 30 ene 2015 / 16:50 h.

TAGS:

Los rectores de las universidades públicas con sede en Sevilla se han posicionado tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la reforma que permitirá la flexibilización de los Grados universitarios para propiciar titulaciones en tres años, más otros dos de máster, recalcando en este sentido la precipitación y la falta de "consenso" que ha existido durante la tramitación. Dicha crítica, según ha precisado a Europa Press el rector de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Vicente Guzmán, no se debe a "ningún tipo de oposición permanente contra el Gobierno", sino que se trata de medidas implantadas con informe negativo del Consejo de Universidades y del Consejo de Estado, argumento compartido por su homólogo en la Universidad de Sevilla (US), Antonio Ramírez de Arellano. Para éste último, "no parece el momento" para este cambio por "precipitado" e "irreflexivo", así como por la vigencia del Real Decreto 14/2012, "que supone un elevado coste de los másters, lo que encarecerá los estudios universitarios y evitará que muchos estudiantes puedan completar su formación superior". Ya la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ha manifestado, según recuerda el rector de la Hispalense, que no se dan las condiciones necesarias ni la oportunidad para implantar ahora un modelo distinto "que pueda contribuir a un mayor desequilibrio de nuestra oferta universitaria, su estructura y la forma de organización de los estudios". Asimismo, el Consejo de Estado también ha emitido un dictamen contrario a los planes del Ministerio porque la reforma tiene "un plazo muy breve" y pide al Gobierno que se amplíe el periodo de análisis para permitir "una adaptación más coordinada por las universidades al nuevo sistema". "Lo que deberíamos hacer las universidades y gobiernos es reflexionar y evaluar la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, que ahora está concluyendo, y no embarcarnos en una aventura de modificación de una estructura que nunca debió convertirse en un fin en sí mismo", ha afirmado Ramírez de Arellano. También alude a "elementos que causan incertidumbre a los estudiantes, dado que los estudios de máster en nuestro país son entre tres y cuatro veces más caros que los estudios de Grado". PENSAR EN EL PROBLEMA DE FONDO, "NO EN CONVERGER CON EUROPA" Por su parte, Guzmán ha lamentado que la reforma se haya realizado "deprisa y corriendo, sin respetar las formas", mientras que en lo tocante al fondo "los objetivos son dudosos". Y es que aboga por el análisis pormenorizado de elementos como la cualificación que permite el sistema, las posibilidades de inserción laboral o los precios, "y cuando todo ello se debata, tomemos una decisión, que puede ser la que corresponda". "Tenemos la obligación de garantizar los resultados", ha recordado el rector de la Olavide, recalcando asimismo que en el momento actual las personas con mayores problemas para permanecer en el mercado de trabajo son las menos cualificadas, cumpliendo así dicha cualificación "un papel muy importante para un empleo de calidad". A su juicio, se precisa "pensar en el problema de fondo, y no en converger con Europa", aludiendo a la salvarguarda del papel de las universidades públicas en España y el mantenimiento de la igualdad en el acceso a estos estudios. Guzmán asegura que "llueve sobre mojado" y que, estando ya las sedes académicas "muy castigadas" por el impacto de las medidas tomadas, el llamado decreto '3+2' no traerá sino "otro problema", aludiendo a la "difícil" gestión de una estructura universitaria de este tipo con menos recursos.

  • 1