Local

Los reporteros buscan piso de alquiler

En España, un país en el que, al contrario de lo que sucede en Europa, no existe cultura de alquiler de pisos y donde la inmensa mayoría de los españoles compran, arrendar se convierte en una operación de riesgo.

el 14 sep 2009 / 23:47 h.

En España, un país en el que, al contrario de lo que sucede en Europa, no existe cultura de alquiler de pisos y donde la inmensa mayoría de los españoles compran, arrendar se convierte en una operación de riesgo.

El programa Callejeros, que emite Cuatro esta noche a partir de las 22.20 horas, ofrece un monográfico sobre el mundo de los alquileres con dos reportajes, Inquilinos y Se alquila. En el primero, un joven, Daniel, asegura que el antiguo inquilino de su piso le debe 15.000 euros y le dejó la casa destrozada; José Manuel alquiló su nave por 1.600 euros y recibió un cheque por 6.000, pero sin fondos. Al final tuvo que reventar la puerta.

A Alejandra la persona a la que le alquiló la casa le amenaza e insulta y cada vez que le reclama los 600 euros de la mensualidad, el inquilino asegura que no le paga porque "tienen que ahorrar para la feria".

En el siguiente reportaje, Se alquila, las cámaras del programa entran junto con la policía en un taller sospechoso porque tras la puerta se esconde lo que se conoce como "una vivienda patera". En ella hay entre 30 y 40 camastros donde malviven otros tantos ciudadanos chinos y cada uno se alquila a 100 euros; hay pisos de precios desorbitados en el centro de las ciudades en lugares imposibles y donde hombres, mujeres y niños viven hacinados durmiendo por turnos.

Un ciudadano paga en pleno centro de Barcelona casi 300 euros por una vivienda en la que no hay agua caliente, tiene que orinar en el fregadero y por la calle hay un continuo desfile de colchones sucios, que se venden de segunda mano.

En Pozuelo de Alarcón, una de las localidades con mayor renta per cápita, los pisos de la Comunidad de San Antonio están a punto de caerse y los servicios son imposibles, además de las grietas y humedades que tienen. Por 35 metros cuadrados se pagan 350 euros de alquiler.

Inquilinos es un reportaje de Jalis de la Serna y Sonia López firma el que lleva por título Se alquila.

  • 1