Local

Los restaurantes se unen para promocionar el pan de Alcalá

Darse un homenaje gastronómico es posible esta semana en Alcalá de Guadaíra donde se celebran las I Jornadas del Pan como Base de Nuestra Cocina. Hasta 10 conocidos restaurantes de la ciudad ofrecen un completísimo abanico de posibilidades culinarias.

el 15 sep 2009 / 18:54 h.

TAGS:

Darse un homenaje gastronómico es posible esta semana en Alcalá de Guadaíra donde se celebran las I Jornadas del Pan como Base de Nuestra Cocina. Hasta 10 conocidos restaurantes de la ciudad ofrecen un completísimo abanico de posibilidades culinarias.

Si se quiere comer en Alcalá hay una condición imprescindible que es comprar unas piezas de pan en el pueblo que se hizo famoso por suministrar este producto a Sevilla. Ahora, los mejores restauradores de la ciudad se unen y nos invitan a sentarnos ante opciones muy suculentas, todas giran en torno al afamado pan de Alcalá y todas pretenden recuperar los platos de siempre, aquellos guisos más populares que aún están en la mente de nuestros abuelos.

El Hotel Oromana es uno de los promotores de la idea y desde ayer acoge estas jornadas en las que ofrece, en pleno corazón del parque oromana, las famosas sopas de tomate alcalareñas y otros suculentos platos típicos de la localidad.

El director del Hotel Antonio Contreras explica que "se trata de dar a conocer los platos tradicionales como las sopas de tomate pero con un toque novedoso". Para el responsable de este hotel el objetivo de todos los participantes es "difundir los platos de siempre junto a las nuevas tendencias que se ofrecen en cada uno de estos restaurantes".

El Rincón de Bernardo, el restaurante Mario, el restaurante Jacaranda o Montecarmelo son algunas de las mejores opciones para que durante toda esta semana los alcalareños tengan la oportunidad de degustar los platos más típicos, muchos de ellos realizados a base del afamado pan de Alcalá.

Entre las sugerencias de estos negocios destacan no solo las famosas sopas de tomate, sino las poleás, un postre típico de la ciudad que puede probarse en el restaurante Mario, el famoso Bacalao confitado con sofrito de tomate de Bernardo y el queso frito del restaurante Jacaranda, entre otras muchas tradiciones culinarias. Como postre, aconsejan tomar un cafe en la confitería de San Joaquín, que también se ha unido a la iniciativa culinaria.

  • 1