miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

Los Reyes del chubasquero

El Cortejo no cambiará su recorrido ni por la lluvia, ni por el frío, ni por las obras.

el 04 ene 2010 / 21:56 h.

TAGS:

Las carrozas lucían ayerlistas ya para repartir caramelos.

Desde que nació en 1918, nunca un temporal de frío, viento o lluvia impidió que la Cabalgata de los Reyes Magos recorriera las calles de Sevilla, así que este año sus responsables son muy optimistas. Eso sí, sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar, así como todo su séquito tendrán a la mano un impermeable. El chubasquero, de hecho, podría ser uno de los protagonistas de esta mágica tarde.

Las puertas de las antiguas cocheras de Tussam en El Porvenir se abrirán sobre las 17.00 horas para que las 33 carrozas del Cortejo Real, seis de ellas nuevas, salgan a la calle y repartan 50.000 kilos de caramelos y 80.000 bolsas de chucherías (con las que se pretende reducir la suciedad en las calles) que equivalen a otros 15.000 kilos de azúcar. Y todo ello, llueva o no llueva.

"No habrá cambios por la lluvia, sólo un temporal tremendo la frenaría, pero nunca se ha dado en la historia de la Cabalgata ni se prevé que se dé este año", aseguró ayer Juan Ortega, director del Cortejo del Ateneo. Él mismo soportó en 2003, siendo Rey Baltasar, una "gran tormenta de un cuarto de hora" que, según cuenta, le encasquetó el gorro y le dejó las orejas dobladas durante varios días. Como mucho, sobre la marcha se decidirá si el séquito de sus Majestades aligera o no el paso en función de la intensidad de la lluvia que caiga.

Con todo, tras los chaparrones de ayer, hoy el día permite tener esperanzas. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el riesgo de lluvia es del 70% pero, sobre todo, por la mañana. La tarde se prevé con lluvia intermitente. La probabilidad de precipitaciones rondará el 50%, por lo que podrían reinar los claros. El mismo rey Baltasar (Antonio Rodríguez de la Borbolla) aseguró ayer que se estima que los cielos se abrirán entre las 15.00 y las 16.00 horas para que los Reyes se luzcan ya en la salida. Es lo que desean sus Majestades, su séquito y miles de niños. Eso sí, el abrigo será fundamental, ya que por la noche podrían registrarse sólo diez grados.

Ni siquiera las obras que han tomado la ciudad obligarán a cambiar el itinerario anunciado, que tendrá a la Ronda Histórica como principal eje y finalizará en Los Remedios. Eso sí, en la salida, se hará hincapié en el control de la entrada de acompañantes porque las instalaciones se han reducido por los trabajos de Emvisesa para la construcción de las VPO en las antiguas cocheras de Tussam en El Porvenir. Las previsiones apuntan a que en torno a las 22.30 horas el cortejo se recogerá en el aparcamiento P-3, junto a las instalaciones del Club Mercantil.

Este año zonas como la plaza de España, la Encarnación, Escuelas Pías o Asunción se quedarán sin ver la Cabalgata por las obras que soportan. Así, el itinerario de 2010 será largo, pero de los más rápidos porque es recto y comprende amplias avenidas que, en teoría, no pondrán problemas a las 33 carrozas.

Como novedad, este año los vehículos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional tirarán de gran parte de las carrozas, lo que ha provocado un aluvión de peticiones de agentes voluntarios. Es un servicio más que apetecible.
El que sí se perderá el evento será el coche de bomberos de 1929 que iba a desfilar. Debido a su antigüedad, el vehículo no puede circular porque los neumáticos se deshacen, así que el Ateneo ha decidido que salga otro camión. Así, se mantiene el homenaje que la Cabalgata quiere hacer este año al cuerpo.

La nota más solidaria la pondrá el rey Gaspar (Felipe Cecilia, presidente de Cáritas Dioscesana de Sevilla), que irá acompañado de niños de familias con pocos recursos que, en otras circunstancias, no podrían salir en el Cortejo por falta de presupuesto.

Novedades. Hasta diez carrozas sorprenderán con diferentes efectos especiales, desde la creación de pompas de jabón en las de seguritos y de Disney a la máquinas de nieve en Narnia o el humo en el Mago.

Además, los niños tirarán bolsitas de chucherías, con gusanitos y gominolas, así como una pegatina de recuerdo de la organización que ha creado la bolsita. Peluches de los Reyes de Oriente y de la Estrella, juguetes anti estrés, pelotitas y los llamados seguritos (mascota de una de las carrozas) estarán también entre lo más demandado. Las gominolas blandas, sin perder la tendencia de los últimos años, seguirán ganando terreno a los caramelos de toda la vida.

 

Melchor. Manuel Codes: «El abrigo y a ver los Reyes»

El Rey Melchor lanzó ayer un claro mensaje: "Que los niños se abriguen bien y salgan a la calle a ver la Cabalgata. Yo creo que no va a llover. No puede llover". Así de optimista se mostró en su debut en el Cortejo Real Manuel Codes, quien vive la experiencia con "mucha ilusión". Su única "pena" es que no podrá llevar a su único nieto, de sólo seis meses. Eso sí, su esposa y dos hijas le ayudarán en el recorrido. "Estamos -añadió- preparados".

 

Gaspar. Felipe Cecilia: «Estoy como un niño chico»

El Rey Gaspar se mostró ayer nervioso y preocupado por el tiempo, pero subrayó que están "listos" para sacar los impermeables "que Dios quiera que se queden doblados". Felipe Cecilia dice que nunca se imaginó que sería Rey Mago, de ahí que esté "sobrecogido, emocionado, como un niño chico". Se preparó físicamente, aunque no sabe si será "suficiente". Eso sí, él asegura que lo dará todo.

 

Baltasar. Antonio Rodríguez de la Borbolla: «Baltasar echará el resto»

A sus 65 años, Antonio Rodríguez de la Borbolla aseguró ayer que su "ilusión" suplirá "el déficit" físico que pueda tener y que si hay que mojarse "nos mojaremos todos". Consciente de la responsabilidad de ser Baltasar, que siempre es el que arrastra "un plus añadido de simpatía", indicó que espera "echar el resto", con o sin chubasquero. Sus tres hijos y su yerno lo acompañarán en este día grande.


Estrella de la Ilusión. Marita Rufino Rus: «Me eché a llorar cuando me nombraron Estrella»

Marita Rufino Rus, la Estrella de la Ilusión de 2010, se quedó impresionada ayer por la respuesta de los sevillanos ante la visita del Heraldo al Ayuntamiento "bajo una intensa lluvia". Fue un buen anticipo de lo que se espera hoy, según la pintora, quien se mostró ansiosa por verse sobre la primera carroza del séquito Real que, además, es nueva. "Estoy deseando que llegue el momento. No me esperaba el nombramiento. Cuando me lo dijeron me eché a llorar", admite. Además, en su estreno en la Cabalgata no irá sola. Su hija le acompañará en su carroza, mientras que su hijo disfrutará en la de Charlie y la fábrica de chocolate. Lo único que podría empañar el día es la lluvia. "Hemos encargado 30 chubasqueros para todos los miembros de la carroza. Yo misma me compré hoy un impermeable para la ocasión", apostilló esperanzada en no tener que utilizarlo.

 

Maga de la Fantasía. Rosamar Prieto-Castro: «Estoy contenta y agradecida»

Rosamar Prieto-Castro, Maga de la Fantasía de 2010, se estrena en el Cortejo Real "muy ilusionada y agradecida", según reconoce. "Estoy encantada. Incluso me he preparado para que mis brazos y cintura aguanten el tirón y espero que el tiempo nos dé un respiro, sobre todo, por los niños y el gran trabajo realizado. Después no importará que estemos todos acatarrados", afirma la delegada de Fiestas Mayores.

 

Gran Visir. Vicente Flores: «Me ilusiona ir con mis hijos»

El Gran Visir aspira a convertirse en Rey algún año, después de que su padre fuese Gaspar en 1991 y su abuelo, Baltasar en 1945, pero no esconde la gran ilusión que le hace participar este año en la Cabalgata con sus dos hijos mayores, sus pajes: "Estoy muy contento, es una gran oportunidad, si bien siempre querré ser Melchor u otro rey". Sobre el tiempo, prefiere ni hablar ante lo que está cayendo.

 

  • 1