Local

Los Reyes Magos vienen austeros y sin novedades

el 25 dic 2012 / 19:19 h.

TAGS:

-->

Los fabricantes de juguetes no han innovado mucho este año. La crisis también afecta al sector y ante la perspectiva de que los Reyes Magos no sean especialmente espléndidos estas Navidades, han optado por reducir muestrario y gastar menos en diseño, reproduciendo los moldes de los juguetes del año pasado.  Es decir, menos catálogos y también menos producción de cada artículo. Aciertan, a tenor de la encuesta realizada por la Unión de Consumidores de Andalucía (UCE-A) sobre los gastos navideños. Los sevillanos destinarán este año en juguetes casi la mitad de lo que gastaron en 2011, en concreto, una media de 55,74 euros frente a los 102 euros del año pasado. Es la tónica general. La suma del presupuesto para alimentación (113,47 euros), regalos al margen de los juguetes (136,34), ocio (96,82), lotería (24,9) y otros (47,78) será este año de 407,89 euros frente a los 796 del año pasado. Todas las partidas se reducen a casi la mitad, si bien la de juguetes es una de las que más se ajusta.

Las jugueterías cifran entre un 10% y un 15% la bajada en las ventas, según el presidente de la cadena andaluza Jucosur, Juan González, quien reconoce además que "es un año con menos novedades". Algunos jugueteros minoristas como Elías Ausejo, de Regalos El Turia (que lleva ya 50 años en el sector primero en Triana y desde hace una década también en Los Remedios) eleva la caída hasta un 30% y también señala que los fabricantes han sacado al mercado menos cantidad de cada artículo. Gloria, dependienta de una de las cinco tiendas de Osorno, lo ratifica: "Playmobil ha parado de fabricar, ha hecho un cupo y si se vende todo el stock no hay más", relata. Es el primer año que trabaja esta campaña en la tienda de Los Remedios pero da un dato que evidencia que la venta está más floja: de seis dependientes en este establecimiento las Navidades pasadas han pasado a tres.

Esa producción a menor escala y no el elevado consumo es la causa de que haya artículos agotados, como el campo de fútbol de los Playmobil o las Nancy viajes por el mundo. Maleta en mano y ataviadas a la manera parisina, neoyorkina y londinense, las veteranas muñecas han vuelto este año con fuerza para plantar cara a las estrellas del año pasado, las góticas Monster High que, no obstante, vuelven a liderar las listas de las más vendidas, especialmente algunos de sus accesorios como las tablet. También todo lo relacionado con Peppa Pig, la cerdita protagonista de unos dibujos que hacen las delicias de los más pequeños. Las peonzas monstruosas de Monsuno, los productos relacionados con Cars y las pistas y coches de la serie Hot Wheels y un clásico como Spiderman  son los juguetes más vendidos para niños.

En general, los Reyes van con listas delimitadas y buscan aquellos artículos "a 10, 20 o como mucho 30 euros", afirma el responsable de Jucosur. A los juguetes más caros cuesta darles salida, con excepciones como la tablet de las Monster High, que cuesta unos cien.

En contra de lo que pudiera pensarse, por aquello de racionalizar el gasto en varios meses, la práctica de apartar juguetes o adelantar las compras no está siendo habitual este año. "Pensábamos que iba a haber muchos apartados pero no, están asustando tanto con los recortes y lo de la paga extra que las ventas están siendo muy raras. Esto otros años estaba a reventar a cualquier hora y este año no", asegura el gerente de Regalos El Turia. En Osorno, Gloria también señala que las ventas solo se han animando en las últimas semanas. "Teníamos algunos apartados desde septiembre pero la gente está viniendo sobre todo ahora y sí que busca lo más barato", dice.

El sector se ha adaptado al momento y cadenas como MGI, pionera en el reclamo de todos los juguetes a 10 euros (compran al por mayor a grandes distribuidoras)_y franquicias como Toys Factory, que solo venden artículos de otros años y por tanto a precios baratos, proliferan por toda la ciudad. "Les compran uno o dos cosas de las nuevas que piden los niños pero para completar el resto sí están viniendo mucho, está funcionando", explica Noelia, dependienta de la tienda que ha abierto Toys Factory en la calle Asunción solo para estas fiestas (al igual que en San Eloy, mientras que tiene establecimientos permanentes en el Factory de Dos Hermanas, el Carrefour de Camas y Airesur, todos con la misma filosofía). Los jugueteros tradicionales lamentan la dura competencia por la proliferación de este tipo de establecimientos y las ofertas reclamo de las grandes superficies "que venden al costo porque no ganan con los juguetes". Su apuesta como juguetero tradicional es "el asesoramiento, que lo seguimos empaquetando para regalo e incluso los guardamos" y, aun así, "tenemos que poner ofertas a productos que prácticamente no les ganamos".

Frente a las jugueterías que venden los productos más comerciales, esos que anuncian en televisión, protagonizan series de dibujos y programas infantiles y que ansían todos los niños, están también otro tipo de establecimientos dedicados a productos más educativos y didácticos, incluso para niños con necesidades especiales. Es el caso de Dideco, en Pagés del Corro, justo enfrente de los juguetes a 10 euros de MGI. Cuenta incluso con pedagogos entre su personal. Reconocen que su clientela es "muy selecta", padres con un alto nivel sociocultural que buscan asesoramiento e interesados en juguetes que además de entrener enseñen o adaptados a niños con problemas psicomotrices o de aprendizaje. "Le compran algo de lo que el niño pide pero luego también buscan estos diferentes".

Queda claro que los Reyes Magos también se apretarán este año el cinturón aunque Elías Ausejo tiene claro que "hay dos tipos de gente, la que le da igual gastarse lo que sea porque es lo que su hijo ha pedido, si puede, y otros que se fijan más en los precios". Y desmitifica la idea de que el juguetero vive el 80% del año con lo que vende en Reyes. "Ya no porque hay mucha competencia, yo prefiero Halloween, las Comuniones o cumpleaños". 

-->

Las muñecas góticas siguen siendo la estrella: El año pasado irrumpieron en el mercado y fueron un boom. Había listas de espera y subastas por internet para hacerse con una. Siguen siendo una máquina de hacer dinero. Este año triunfa una tablet decorada con sus motivos y cargada con capítulos de la serie y de sus libros e imágenes.

La cerdita peppa atrapa a los más pequeños: De nuevo un personaje infantil de una serie de dibujos animados se convierte en la gallina de los huevos de oro. Los peluches y muñecos de Peppa Pig, su casa o su caravana, arrasan entre los más pequeños. Su sonriente silueta rosa decora puzzles, cartas, cuentos y todo tipo de juegos.

Los playmobil, un clásico que nunca falla: Han jugado ya con ellos varias generaciones pero cada año se cuelan en las listas de los más vendidos. El secreto es la renovación porque los clic de Playmobil dan para mucho. Este año triunfa la comisaría de la Policía, la diligencia y, sobre todo, el campo de fútbol, que está agotado.

Triunfan los coches de cars y las pistas hot Wheel: Los coches y todo lo que los rodean son otro clásico. Los protagonistas de la película de animación Cars aún se mantienen entre las preferencias de los niños, entre los que también triunfan las pistas de carreras tipo scalextric de la serie Hot Wheel, que permiten diseñar todo tipo de circuitos.

-->--> 

  • 1