Economía

Los ricos también lloran

La crisis no discrimina entre ricos y pobres. A los primeros también les toca llorar. Pero las turbulencias financieras han tocado más a las grandes fortunas españolas en comparación con los millonarios del resto de países.

el 16 sep 2009 / 04:45 h.

La crisis no discrimina entre ricos y pobres. A los primeros también les toca llorar. Pero las turbulencias financieras han tocado más a las grandes fortunas españolas en comparación con los millonarios del resto de países.

Al menos es lo que se desprende del Informe Anual sobre la riqueza en el mundo publicado ayer por Merrill Lynch y Capgemini, que señala que las grandes fortunas cayeron el año pasado en España un 20,9%, hasta situarse en 127.100, frente a las 160.600 de 2007, lo que representa la mayor caída en los trece años de vida de este estudio.

El informe, realizado en 71 países que concentran el 98% del PIB mundial y el 99% de la capitalización bursátil, define como grandes patrimonios aquellos con activos de inversión de al menos un millón de dólares, excluidos la primera vivienda y los bienes consumibles.

En España el descenso del número de ricos ha sido más acusado que en el resto del mundo, ya que a nivel global este colectivo se ha reducido un 14,9%, hasta los 8,6 millones de personas, un descenso que los expertos de Merrill Lynch estiman "probablemente como el mayor desde los años 50".

De este modo, la riqueza atesorada por los más ricos del planeta ha pasado en un año de 40,7 a 32,8 billones de dólares, el menor nivel desde 2005. Pese a todo, España se mantiene entre los doce países con mayor número de grandes patrimonios junto a EEUU, Japón, Alemania, China, el Reino Unido, Francia, Canadá, Suiza, Italia, Brasil y Australia, los mismos que en 2007.

Tampoco se libraron de la crisis financiera los más ricos del planeta, -con inversiones superiores a 30 millones de dólares-. Su número cayó el 24,6%, hasta 78.000, y el patrimonio se redujo el 23,9%. Según los expertos, esta caída supera en mucho al estallido de la burbuja tecnológica, cuando las fortunas bajaron un 13%.

  • 1