Deportes

Los rojiblancos apelarán a su convincente versión europea

Una eliminatoria equilibrada contra el Oporto definirá las aspiraciones del Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, que comenzarán en el Vicente Calderón con la necesidad local de conquistar un triunfo.

el 15 sep 2009 / 23:07 h.

Una eliminatoria equilibrada contra el Oporto definirá las aspiraciones del Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, que comenzarán en el Vicente Calderón con la necesidad local de conquistar un triunfo para reforzar su autoestima y sus opciones de clasificación.

El equipo rojiblanco llega a la cita en su peor racha de la temporada en Liga, con sólo seis de los últimos 21 puntos, y con demasiadas dudas en sus partidos más recientes en el Manzanares, donde ya acumula cuatro encuentros consecutivos sin ganar. No ha vencido ningún duelo en casa en 2009.

A esos datos contrapone su histórica fortaleza como local en la Copa de Europa, en la que sólo ha perdido tres de sus 26 choques ante su público (19 triunfos y cuatro empates), y su fiabilidad este curso en la Liga de Campeones, en la que cerró la fase de grupos sin ninguna derrota y en la segunda posición del grupo D.

Su convincente trayectoria esta campaña en competición europea, con tres triunfos y otros tantos empates, pasará mañana un exigente examen contra el Oporto, en una eliminatoria sin favorito, en la que el Atlético necesita un buen resultado en su estadio para acudir con las máximas garantías al duelo de vuelta en terreno portugués.

Para ello, el entrenador Abel Resino, que sufrió su primera derrota el pasado sábado, contra el Sevilla (1-0), desde su llegada al banquillo rojiblanco, contará con las bajas del colombiano Luis Amaranto Perea, con una fractura de malar izquierdo, y Luis García, con una lesión muscular, pero recupera al argentino Éver Banega.

Y tendrá a Sergio 'Kun' Agüero para jugar de inicio. El delantero, el futbolista más desequilibrante del Atlético, fue suplente en Sevilla por el cansancio acumulado por su reciente paternidad, pero seguramente estará en el once de mañana contra el Oporto, en el que compartirá ataque con el uruguayo Diego Forlán.

No se esperan muchos cambios más en la alineación del equipo rojiblanco, en la que el argentino Maxi Rodríguez también podría volver al once, tras empezar en el banquillo en el partido del pasado sábado, y en la que el portugués Simao Sabrosa mantendrá su posición en el extremo izquierdo.

En esos cuatro futbolistas recaerá la responsabilidad del gol en el encuentro, en el que el brasileño Paulo Assuncao y Raúl García parecen fijos como medios centros titulares, aunque Abel también tiene la opción del portugués Maniche, y en el que el griego Giorgios Seitaridis entrará en el lateral derecho en lugar de Perea.

Además del futbolista heleno, Pablo Ibáñez y el checo Tomas Ujfalusi, como centrales, y Antonio López o Mariano Pernía, en el lateral izquierdo, completarán la defensa, con el argentino Leo Franco en la portería, aunque el técnico también podría rotar en esa posición y alinear al francés Gregory Coupet.

Enfrente estará el Oporto, líder destacado de la Liga lusa y que desembarcará en Madrid lleno de confianza y con todas sus armas listas para el combate, entre las que destaca la potencia del brasileño 'Hulk' y la visión de juego del argentino 'Lucho' González.

  • 1