Economía

Los rumanos sin empleo que vuelvan a su país podrán cobrar allí el subsidio

El Ejecutivo español ha propuesto a los rumanos que regresen a su país cobrar allí la prestación íntegra por desempleo, con el compromiso de buscar activamente trabajo en su tierra. Es una de las medidas con las que el Ministerio de Trabajo persigue incentivar su salida y, de paso, aligerar la "presión" sobre el mercado de trabajo.

el 16 sep 2009 / 02:18 h.

El Ejecutivo español ha propuesto a los rumanos que regresen a su país cobrar allí la prestación íntegra por desempleo, con el compromiso de buscar activamente trabajo en su tierra. Es una de las medidas con las que el Ministerio de Trabajo persigue incentivar su salida y, de paso, aligerar la "presión" sobre el mercado de trabajo.

Junto a la medida que anunció el Gobierno español de ofrecer ayudas para facilitar el regreso a su país a los rumanos que así lo decidan voluntariamente, ayer se sumó otra propuesta para animar a sus ciudadanos a volver a casa.

Los trabajadores rumanos podrán retornar a su país a buscar trabajo y, a la vez, cobrar íntegramente allí la prestación por desempleo a la que tengan derecho en España, adelantó ayer el ministro español de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

A su llegada a Madrid procedente de Rumanía, Corbacho señaló que las medidas contempladas en los convenios firmados el pasado lunes con su homólogo rumano se irán ampliando.

Una de las primeras novedades será el cobro en su país de origen del total del paro que los rumanos hayan generado en España, como ya ocurre también con los ciudadanos latinoamericanos. A cambio, el trabajador rumano se comprometerá a "una búsqueda activa de empleo en su país", explicó el ministro, quien aseguró que esta medida se pondrá en marcha próximamente, ya que antes "hay que hacer alguna modificación de tipo legal".

En la actualidad hay 70.912 rumanos desocupados en España, de los que 41.329 se están beneficiando de prestaciones por desempleo y podrán acogerse a la nueva medida que, según Corbacho, también se aplicaría, si se llega a acuerdo, al colectivo búlgaro.

Se trata de ampliar las condiciones ya existentes para "exportar prestaciones". En la actualidad, cualquier ciudadano de la Unión Europea puede trasladarse a otro Estado miembro y cobrar durante un máximo de tres meses la prestación por desempleo generada en el país de origen.

El objetivo, resumió el ministro, es "explorar nuevas posibilidades que faciliten que el retorno pueda ser atractivo para los rumanos" y, de paso, "reducir la presión" sobre el mercado de trabajo nacional.

Al mismo tiempo, España desea que sus empresarios vean a Rumanía como un mercado emergente y que a corto plazo va a ser receptor de fondos estructurales de la UE por valor de 32.000 millones de euros. Corbacho, que comparó la situación actual de Rumanía con la de España en los años 70 y 80, cuando empezaba a recibir esos fondos, ofreció al presidente rumano, Traian Basescu, la experiencia española en ese sentido.

  • 1