Local

Los rusos, los primeros en dar la bienvenida al 2010

Nueva Zelanda y Australia también han despedido ya el 2009.

el 31 dic 2009 / 10:42 h.

TAGS:

Los guardas fronterizos rusos fueron los primeros habitantes de la Tierra en dar la bienvenida hoy al año 2010 a las 12:00 GMT en la isla de Ratmánov, en el estrecho de Béring, que separa el extremo nororiental de Rusia de Alaska.

La isla de Ratmánov está situada a sólo cuatro kilómetros de la isla estadounidense de Gran Diamid y exactamente a 180 grados de longitud del meridiano de Greenwich, informaron las agencias rusas.

Los soldados rusos y los pescadores que faenan en esta zona son, día tras día, los primeros habitantes el planeta en pasar página al calendario.

Casi a la misma hora, recibieron el 2010 los habitantes de la ciudad más oriental del país, Petropavlovsk-Kamchatski, capital de la península de Kamchatka, separada de Alaska por el archipiélago de las Aleutianas.

Los últimos rusos en celebrar la fiesta de Año Nuevo serán los habitantes de Kaliningrado, enclave situado a orillas del Mar Báltico, y separado del resto del país por Polonia y Lituania.

Según los husos horarios, los rusos, esparcidos por una superficie de 17.075.400 kilómetros cuadrados reciben el año 2008 en once ocasiones.

Rusia comenzó a celebrar el Año Nuevo el 31 de diciembre a partir del año 1700, cuando el zar Pedro el Grande decretó que toda la población celebrara la Nochevieja y saludara el cambio de año como el resto de los europeos.

Australia y Nueva Zelanda, los siguientes. Los varios miles de pobladores de la isla Navidad, del Estado insular de Kiribati, han despedido el 2009, al igual  que Nueva Zelanda y Australia.

Navidad (Christmas ó Kiritimati), situada a 232 kilómetros al norte de la línea ecuatorial y una de las 33 islas y atolones de esta nación del Pacífico, entró en el Año Nuevo antes que cualquier otro territorio poblado de la Tierra, a las 10:00 GMT.

Sesenta minutos después, a las 11:00 GMT, el Año Nuevo llegará a Niue, Islas Salomón, Nueva Zelanda y el reino de Tonga, pero en las Samoa, que pese a quedar al oeste de Navidad está al otro lado de la Línea internacional de cambio de fecha, las agujas de los relojes locales marcarán, en ese momento, la medianoche del 30 diciembre.

Así, los samoanos serán los últimos del Planeta en darle el adiós al 2009.

En Nueva Zelanda, las autoridades de Wellington, la capital, y de otras ciudades, han organizado festejos populares con ocasión del Año Nuevo.

Cómo ya es costumbre, la ciudad australiana de Sídney recibirá el Año Nuevo con su famoso espectáculo pirotécnico, que retransmitirán en directo canales de televisión de medio mundo para una audiencia superior a los 1.000 millones de televidentes, según dijo la jefa del gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, Kristina Keneally, a la cadena de televisión ABC.

También, la organización de los festejos de Sídney lanzarán hacia cielo unas 25.000 cometas durante una noche en la que se ha pedido a la población que vista prendas de color azul para demostrar su apoyo al lema para 2010: "Levantemos el espíritu".

Los fuegos artificiales de Sídney, que se espera atraigan hasta el puerto de la ciudad a más de medio millón de personas, iluminarán los edificios emblemáticos, como la Casa de la Opera y el Puente Metálicos.

También las autoridades de Singapur y Hong Kong han preparado festejos con espectáculos pirotécnicos.

  • 1