Local

Los sedimentos arrastrados por las aguas colmatan la Cañada de los Pájaros

Las escorrentías surgidas como consecuencia de las fuertes lluvias de los meses de invierno están provocando efectos negativos en zonas húmedas y ríos. En el humedal de La Puebla del Río, los residuos arrastrados por el agua desde las fincas cercanas erosionan y colmatan el paraje.

el 08 abr 2010 / 18:58 h.

TAGS:

Flamencos en la Cañada de los Pájaros.
Los responsables de la reserva natural concertada la Cañada de los Pájaros, ubicada en el término municipal de La Puebla del Río, sostienen que el paraje sufre un proceso de "erosión y colmatación" debido a los residuos arrastrados por el agua desde las fincas colindantes. La situación ya había sido advertida por las organizaciones WWF y Ecologistas en Acción y desde la propia Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía confirman que hay abierto un expediente sancionador al respecto.


El propio enclave natural está situado en el tramo final de un paso de agua denominado Cañada de la Barca, que siempre ha canalizado las lluvias para desembocar en él, incluidos los residuos que pudiera arrastrar. No obstante, según la responsable de la reserva de aves acuáticas, Maribel Adrián, esta situación ha empeorado en los últimos años merced a las actuaciones efectuadas en las fincas colindantes. "Se han hecho transformaciones importantes -indica Adrián-, como deforestación, gradeo de terreno, se han tapado lagunas y modificado el cauce de la Cañada de la Barca, que se ha profundizado y enderezado".

Esta deforestación, insisten, provoca "serios problemas de erosión", lo que se traduce en arrastre de material que va a parar directamente al cauce para acabar en la Cañada de los Pájaros. "No sólo llega agua a una velocidad espectacular, sino que además entra una gran cantidad de tierra, basura, troncos, palos, tocones... que si no se remedia acabará colmatando la reserva", manifiesta la responsable del enclave. Las fuertes lluvias de los últimos meses han hecho más patente esta problemática y desde la reserva natural concertada se espera la resolución de la Consejería de Medio Ambiente en torno al tema. Un tema delicado, aunque provenga de un cauce de agua natural, la Cañada de la Barca, para un paraje que aglutina 88 especies de la Directiva de Aves y 24 de fauna herpetológica -reptiles-, y además es zona de dispersión del lince ibérico.

  • 1