Local

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Lebrija logran ver a la madre de 10 años

Un equipo de psicólogos y trabajadores sociales del Ayuntamiento de Lebrija visitó ayer la vivienda en la que habita la familia de la niña de 10 años que dio a luz el pasado 26 de octubre en el hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz). El Ayuntamiento de Lebrija investiga ahora el arraigo o no de esta familia en dicho municipio porque sólo una tía de la menor figura en el padrón y existen informaciones "contradictorias" acerca del origen y el itinerario de estas personas.

el 03 nov 2010 / 16:50 h.

TAGS:

 

La propia alcaldesa, María José Fernández (PSOE), informó de que los técnicos municipales se desplazaron hasta la vivienda, en la calle Tejar. De todas maneras, aclaró que la familia nunca había acudido ni a los servicios sociales ni al centro de salud del municipio. De la visita se desprende, según la alcaldesa, que la familia habita una vivienda "muy humilde", pero sus condiciones de vida no serían "preocupantes". El análisis del pediatra tampoco detectó problemas.


El día después de conocerse que esta niña, de origen rumano, había dado a luz, los alrededores de la vivienda se convirtieron en un hervidero de cámaras y micrófonos, de persecuciones y empujones, que obligaron a la madre de la menor a taparla con un pañuelo y a guiarla hasta introducirla en su puerta. Puede que ésta sea la razón por la que la familia ni siquiera dejara al principio entrar a los miembros de los servicios sociales. La alcaldesa anunció entonces que no se descartaba pedirlo judicialmente, pero no fue necesario.

Pese a que la madre de la niña aseguró que ésta había llegado hace unas semanas desde Rumanía para dar a luz en España, algunos vecinos lo desmentían delante de la cámara, asegurando que llevaba bastante tiempo en el pueblo, incluso varios años. En declaraciones a la agencia Efe, las dependientas de un supermercado cercano afirmaron que les extrañaba ver a una niña embarazada, a la vez que coincidieron en que tenía aspecto de tener más edad, unos 13 años.

La niña dio a luz hace una semana a un bebé que pesó al nacer 2,9 kilos. Tras conocer la noticia, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, dijo que su departamento está valorando el estado de la menor y de su bebé, así como el de la "familia extensa" con la que viven, y que si no hay nada anómalo permanecerán en ese entorno.

En un encuentro digital celebrado ayer con los lectores de El Correo de Andalucía, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, afirmó que "la administración debe vigilar en todo momento la evolución de la familia, la niña y el recién nacido". También apuntó que "hay que explicar al colectivo rumano perteneciente a la etnia gitana que estas situaciones no se pueden producir porque van contra los propios menores, con riesgo incluso para su propia vida". En todo caso, su departamento abrirá una investigación al respecto.

También la Fiscalía de Sevilla se va a pronunciar. En principio tiene abierto un expediente de protección de menores dirigido a averiguar si la niña estuvo escolarizada durante los últimos meses y si recibió la asistencia médica correcta en las últimas semanas de su embarazo. Los responsables de tales omisiones serían los padres de la menor.

 

  • 1