Local

Los sevillanos reducen el 39% su consumo de agua diario desde 1991

La previsión para el próximo año es que caiga más en industria que hogares. Emasesa presenta hoy a su consejo la revisión de las tarifas en 2014.

el 20 oct 2013 / 23:45 h.

TAGS:

agua - 22-02-01 - n1083 - ©Javier DiazLa mayor conciencia de un consumo responsable sin grandes despilfarros, la inversión en el mantenimiento de las redes de distribución y, cómo no, los efectos colaterales de la crisis económica han influido en los hábitos de los sevillanos, que han reducido progresivamente su consumo de agua desde el año 1991 hasta nuestros días, de manera que éste ha pasado de 89 hectómetros cúbicos de hace 23 años a los 60,63 previstos para el cierre de este ejercicio, lo que se traduce un 31,9 por ciento menos. Se trata de una cifra que, además, seguirá descendiendo hasta situarse en 60 hectómetros cúbicos en 2014. Esas son las previsiones que baraja Emasesa en función de la tendencia de los últimos años y, sobre todo, de la experimentada en 2012 (63,27 hectómetros cúbicos) y en el primer semestre de 2013, una evolución que refleja en la propuesta de revisión de tarifas para el próximo año que hoy presenta al consejo de administración. El ahorro es incluso mayor si en lugar de hablar de consumo total se alude a los litros por habitante y día, lo que refleja una reducción del 39,2 por ciento en la comparativa entre 1991 y 2013. Y ello teniendo en cuenta un aumento de la población del 12 por ciento. De igual modo, para 2014, ejercicio en el que Emasesa estima que será un año de abastecimiento normal, esto es, que no se verá afectado por la incidencia de la sequía, el ahorro de agua por habitante se elevará al 39,8 por ciento, según sus cálculos. La empresa pública suministra a once municipios que suman un total de 1.068.394 habitantes según el padrón a 1 de enero de 2012. Si se analiza la estructura de consumo, el cliente doméstico tiene un peso que supera el 70% del total. Las previsiones apuntan a que el mayor retroceso de demanda llegará de mano de la industria –casi 50.000 clientes de media–, con una caída del 1,6% en 2014, mientras que los hogares (450.500 clientes) contraerán su consumo un 0,91%. Así, pasarán de una media de 8,12 metros cúbicos por vivienda y mes en 2013 a un consumo de 8,05 en 2014. Los derechos de contratación, que son las compensaciones económicas que deben satisfacer los solicitantes de un suministro para sufragar los costes de carácter técnico y administrativo derivados de la formalización del contrato, y que suponen por tanto las nuevas altas previstas, recogen un descenso de ingresos del 4,43% para el ejercicio de 2014 (190.000 euros), fruto en parte de la situación de parálisis que atraviesa el mercado inmobiliario de nueva promoción. La propuesta que hoy aborda el consejo de administración de Emasesa plantea, como ya adelantó este periódico, revisará las tarifas aunque “no subirᔠel recibo para 2014. Ello será así porque, a pesar de suprimir el canon de mejora y obras en la red –que haría que bajara la factura para el ciudadano– la empresa municipal ha decidido aumentar los cánones correspondientes a depuración y vertidos para compensar ese descenso y equilibrar las cuentas. La empresa de aguas, en sus previsiones plurianuales, se fija como objetivo reducir las pérdidas en la distribución (fundamentalmente las que se producen por fugas) en la red en un 12% para 2014, tasa que mantiene para los dos ejercicios posteriores y a los que destinará el año que viene una inversión algo superior a los 736.000 euros, frente a los 813.000 proyectados para 2015 y 837.000 euros previstos para 2016. Junto a esta partida, contempla el desembolso de 10,1 millones para mejoras y renovación de casi 30 kilómetros de redes e instalaciones a lo largo de 2014.

  • 1