Local

Los sevillanos se quejan de que los pisos se dan tarde y mal acabados

Pese a que el sector inmobiliario no está en su mejor momento, el número de viviendas que se vende en Sevilla sigue creciendo y las quejas de los consumidores no varían con respecto a años anteriores. Las más frecuentes: irregularidades en la construcción y retrasos en la entrega de los pisos.

el 14 sep 2009 / 23:17 h.

TAGS:

Pese a que el sector inmobiliario no está en su mejor momento, el número de viviendas que se vende en Sevilla sigue creciendo y las quejas de los consumidores no varían con respecto a años anteriores. Las más frecuentes: irregularidades en la construcción y retrasos en la entrega de los pisos.

Durante 2007, los sevillanos presentaron ante el servicio de Consumo de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía un total de 352 reclamaciones, un 57% de ellas por malos acabados de las viviendas o desperfectos ocultos.

A esta queja le sigue el incumplimiento en la fecha de la entrega, con más de una decena de denuncias. El 2% de las reclamaciones se presentaron porque se detectaron anomalías en la memoria de calidades, otro tanto porque las empresas no avalaron las cantidades entregadas a cuenta, un 1,14% por considerar que el contrato contenía cláusulas abusivas e idéntico porcentaje porque la promotora no facilitó hojas de reclamaciones.

Con todo, las quejas recogidas por la Consejería de Gobernación en 2007 en materia de vivienda han descendido un 34% con respecto al año anterior. También descendió la actividad de vigilancia y control de la Administración, que realizó 151 inspecciones el pasado año. En 2006 fueron 209 y, en el ejercicio anterior, 195, según los datos del Gobierno autonómico.

No obstante, las asociaciones de consumidores aseguran que la actuación de la Administración es "escasa" en este sector, y de ahí que el consumidor se encuentre desprotegido en muchas ocasiones, sobre todo cuando la compra de una vivienda supone un gran sacrificio para la mayoría de las familias, dado el alto precio de los pisos y las subidas reiteradas en los últimos tiempos del euríbor, el índice que marca la mensualidad de las hipotecas.

precios mareantes. Siendo esto así, resulta que los pisos de renta libre están subiendo de precio en Sevilla al menor ritmo de los últimos nueve años. Los datos más recientes del Ministerio de la Vivienda señalan que los precios se frenan, sí, pero también que aún superan en un punto -ocho décimas en España y en Andalucía- a la inflación. Así, el precio de la vivienda no subvencionada subió en la provincia de Sevilla un 5,04% en el último trimestre de 2007 sobre el mismo periodo del año anterior. Es decir, que el metro cuadrado está a 1.729 euros, ligeramente inferior al promedio andaluz (1.758 euros) y al 83% de la media del Estado (2.085 euros).

Y claro, cuando los precios están tan elevados, los nuevos propietarios lo que piden al menos es que sus viviendas les sean entregadas sin mácula. Es lo mínimo, pero ni por ésas. Las asociaciones de consumidores critican que de las 59 sanciones impuestas en 2007 por la Administración autonómica a inmobiliarias, promotoras y constructoras, la cuantía más alta sólo llegase a 33.000 euros -eso sí, no se ha especificado los motivos ni la empresa-.

En Sevilla, los servicios de Consumo abrieron 73 expedientes sancionadores en 2006, de los que 55 correspondieron a la campaña de inspección, y el resto a denuncias ciudadanas. En total, las multas alcanzaron los 130.000 euros, siendo la media de 1.786 euros.

  • 1