lunes, 17 diciembre 2018
04:26
, última actualización
Economía

Los sindicatos aceptan impulsar el contrato parcial que pedía la CEOE

La propuesta de UGT y CCOO para la reforma laboral recoge alzas salariales por debajo del IPC para mantener el empleo.

el 04 ene 2012 / 10:13 h.

Los plazos dados por el Gobierno a los agentes sociales para llegar a un acuerdo en reforma laboral se agotan. Por ello, los sindicatos adelantaron ayer algunas de las concesiones que estarían dispuestos a hacer para alcanzar un consenso antes de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy imponga su criterio por ley, entre ellas, la moderación salarial y la conversión del contrato de tiempo completo a tiempo parcial.

Así, fue el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien avanzó algunas de las propuestas que los sindicatos han puesto sobre la mesa de los empresarios de cara a la negociación que debe cerrarse en los próximos días. El objetivo de estas iniciativas, resaltó el dirigente de UGT, es preservar el empleo a toda costa.

En declaraciones a la Cadena SER, Méndez desveló que han planteado a CEOE y Cepyme que los salarios suban por debajo del IPC de manera excepcional durante 2012 y 2013, con cláusula compensatoria en 2014 para evitar que los sacrificios hechos por los trabajadores durante los años anteriores se tradujeran en pérdidas de poder adquisitivo.

Incluso en determinados sectores y empresas, los sindicatos estarían dispuestos a aceptar un crecimiento aún más bajo para evitar ajustes de plantilla. Es decir, las centrales ofrecen a los empresarios moderación salarial, que no congelación, a cambio de mantener el empleo.

"En la disyuntiva de crecimiento salarial o mantenimiento del empleo, nos quedamos decididamente con el mantenimiento del empleo", subrayó Méndez, quien denunció que las medidas de recorte adoptadas el pasado viernes por el Gobierno han venido a dificultar la negociación salarial debido al "tajo" que va a suponer para los trabajadores la subida del IRPF.

También han propuesto que las empresas puedan convertir contratos a tiempo completo en contratos a tiempo parcial, pero de manera "reversible" y voluntaria y que los empresarios pueden descolgarse con más flexibilidad de lo pactado en convenio.

Además, han sugerido a los empresarios que durante 2012 y 2013 se puedan convertir contratos temporales en contratos indefinidos de fomento del empleo estable -cuya indemnización por despido es de 33 días por año trabajado-, pero sin que el tiempo trabajado como temporal compute a efectos de la indemnización por despido.

"Nuestra idea sería que las empresas, sobre todo las pymes españolas, donde se ha destruido el 95% del empleo, tengan mecanismos ágiles y claros alternativos al despido, empezando por la moderación salarial, una flexibilización de las cláusulas de inaplicación en los convenios y, si no se puede mantener empleo a tiempo completo, que se pueda convertir en empleo a tiempo parcial con carácter excepcional de manera voluntaria para el trabajador y reversible cuando la situación económica se normalice", explicó el líder sindical en la SER.

Asimismo, UGT y CCOO han planteado a las patronales la creación de un fondo de capitalización, subvencionado con el dinero que suele darse a las empresas en concepto de bonificaciones a la contratación, para que puedan pagar con él parte de las indemnizaciones por despido, modulando el acceso a esta financiación en función de determinados requisitos, como, por ejemplo, el compromiso de las empresas con el empleo estable, con la igualdad o con la prevención de riesgos laborales.

Acuerdos cerrados. El dirigente sindical indicó que mientras que en los temas antes mencionados aún se sigue trabajando, ya hay algunos acuerdos cerrados o prácticamente cerrados con las patronales, como la solución extrajudicial de conflictos, la lucha contra el absentismo injustificado o los festivos. No obstante, Méndez se mostró "muy prudente" respecto a la posibilidad de que lo que lleven los agentes sociales al Gobierno una vez cumplido el plazo, que termina la próxima semana, sea suficiente para Rajoy.

"Podríamos encontrarnos en la situación de llevar algo que creemos que es suficiente y a lo mejor resulta que eso no es lo piden los mercados", dijo el dirigente sindical, que criticó duramente los recortes aprobados por el Ejecutivo el pasado viernes.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, señaló, en declaraciones a ABC Punto Radio , que es "urgente y necesario" alcanzar un acuerdo entre los agentes sociales para evitar a toda costa otra reforma laboral por decreto.

Ahora bien, aseguró que las partes van a necesitar "más tiempo" para seguir negociando los temas de contratación, salarios y negociación colectiva. Concretamente, Górriz recalcó que las diferencias en negociación colectiva "no se arreglan con decretos". "Si no hay consenso entre los agentes sociales, las reformas laborales tienen escaso éxito", dijo.

  • 1