Local

Los sindicatos convocan a miles de opositores a enfrentarse al Gobierno

Las cinco organizaciones con más representación organizan una protesta contra el repentino cambio de temarios en la antesala del 25-M.

el 09 feb 2012 / 19:56 h.

TAGS:

El repentino cambio de los temarios de oposiciones de Secundaria, a cuatro meses y medio del examen, derivó ayer en la convocatoria de una manifestación de profesores -respaldada por todos los sindicatos de la enseñanza- a las puertas de la campaña de las elecciones andaluzas del 25 de marzo.

Los sindicatos mayoritarios (CSIF, CCOO, ANPE, UGT y USTEA) se reunieron ayer de forma extraordinaria para abordar una respuesta coordinada a la decisión del Ministerio de Educación de restablecer los temarios de las oposiciones que regían en los procesos de selección hasta hace dos años (cuyos contenidos datan de 1993). Las cinco organizaciones con representación en la mesa sectorial de enseñanza no tienen una posición unánime respecto a muchos temas, entre ellos, el número de plazas que son necesarias o la fórmula para seleccionar y colocar a los interinos en la lista de espera. Sin embargo, ayer aparcaron sus diferencias y acordaron por unanimidad la convocatoria de una protesta frente a la subdelegación del Gobierno en cada una de las capitales de provincia, para exigir la vuelta a los temarios anteriores, aprobados en noviembre.

La manifestación será a las 17.00 horas el 21 de febrero, justo el día en el que serán publicadas las candidaturas oficiales a la presidencia de la Junta. Las oposiciones de maestros en Andalucía se han convertido en una avanzadilla del pulso que mantendrán la Junta y el Gobierno, el PSOE y el PP, en la campaña electoral que arranca el 9 de marzo.
El cambio de temarios, sin previo aviso y sin el consenso de la comunidad educativa, ha golpeado a los 60.000 opositores del país, cuya indignación se acrecentó cuando el ministro de Educación, José Ignacio Wert, puso en duda que hubiera tantos afectados y que éstos hayan estado estudiando durante los últimos dos meses (incluida la Navidad) desde que se aprobaron los materiales. Un grupo de opositores andaluces constituyó ayer una plataforma contra el cambio de temarios, acusó Wert de "boicotear" las oposiciones y pidió al PP-A que se posicione a favor.

Frente a la mayoría de comunidades, que opta por no convocar oposiciones este año, Andalucía mantiene una oferta pública de 2.389 plazas de ESO, FP y enseñanzas especializadas. El grueso de la oferta servirá para la consolidación del empleo (no se crean puestos nuevos, pero se da estabilidad a la plantilla). La Junta eligió esta fórmula para sortear el límite de la tasa de reposición del Gobierno, que sólo permite ofertar una de cada diez vacantes de jubilados. Este sistema hace que muchos interinos estén abiertamente en contra de las oposiciones este año. El 18 de febrero se manifestarán en Sevilla bajo el lema "No a las oposiciones 2012 bajo el decreto 302". Este decreto ha dado la vuelta a los criterios de selección de docentes, dando prioridad a la nota del examen sobre la experiencia.

Zancadillas. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, reiteró ayer que los cambios en el temario no evitarán que la convocatoria andaluza siga adelante, por muchas "zancadillas" que ponga el Gobierno. La Consejería de Educación tiene previsto aprobar la semana que viene la orden que regula el procedimiento de inscripción en las oposiciones y las fechas de los exámenes (en la segunda quincena de junio).

A partir de la publicación de esa orden, 30.000 opositores andaluces iniciarán los trámites para optar a una plaza. Uno de los argumentos del ministerio para convencer a las comunidades de que aplazaran la oferta a 2013 fue el "efecto llamada" que podría darse si, al final, unas regiones convocan y otras no.

La Junta desoyó ese razonamiento, porque fue el mismo que utilizó el año pasado el Gobierno de Zapatero, aunque al final no se produjo ese trasvase de opositores. Aunque el año pasado, pese a los recelos iniciales, más de la mitad de las comunidades convocó oposiciones, y este año sólo Andalucía, País Vasco, Canarias y Madrid tienen previsto hacerlo. La consejera de Educación vasca, Isabel Celaá, advirtió ayer a Wert que tiene siete días para reconsiderar la recuperación de los temarios, porque la semana que viene publicará oficialmente su oferta de 556 plazas.

Wert: “Yo, en materia educativa, soy resultadista, como Mourinho"

“Yo, en materia educativa, soy resultadista, como Mourinho”. Ayer, en un plató de Antena 3, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, resumió así su enfoque de la reforma educativa que prevé acometer. “El proceso está al servicio del resultado”, aclaró, y los resultados del sistema educativo español en los principales informes de evaluación están por debajo de la media de los países de la OCDE. “No tengo intención de cambiar ni una sola ley que no sea necesaria cambiar pero no tengo la menor intención de dejar sin tocar cosas que es necesario tocar para que los resultados mejoren”, apuntó. Entre otras cosas, Wert justificaba así que el ministerio haya decidido cambiar los temarios de oposiciones a cuatro meses del examen. Los que ha derogado, aprobados por el Gobierno anterior en noviembre, “eran muy malos, inanes, no servían para medir los conocimientos (de los aspirantes), ni su actitud pedagógica”, dijo. Wert aseguró que con aquellos materiales existía la posibilidad, por ejemplo, de que alguien sin conocimientos de Francés “pudiera pasar el examen, incluso con buena nota”. Wert anunció que en el temario para las oposiciones de 2013 “intentará recoger los criterios de excelencia que quieren para la formación del profesorado, con un equilibrio proporcionado entre temas pedagógicos y de conocimiento”. La diferencia esencial entre unos temarios y otros es que los socialistas siempre han puesto más empeño en el valor pedagógico y didáctico del docente, mientras que el PP prefiere poner el acento en los contenidos que debe dominar un profesor para dar clases.

  • 1