Economía

Los sindicatos se manifiestan en Sevilla convencidos del éxito de la huelga

Los sindicatos hablan de "absoluto éxito de la huelga" y que tras ella el Gobierno debe rectificar la política económica que está siguiendo.

el 29 sep 2010 / 10:26 h.

Cabecera de la manifestación por el centro de Sevilla, convocada por los sindicatos para protestar por la reforma laboral y la política económica del Gobierno.

Miles de personas, unos 50.000 según los sindicatos convocantes CCOO-A y UGT-A, y cerca de 15.000 según fuentes policiales, han participado en la manifestación central de Andalucía, con motivo de la huelga general, bajo el grito de Zapatero dimisión y Zapatero embustero.

Esta protesta ha comenzado a las 12.05 horas después de que el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, y el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, hayan criticado la "alta presencia policial" en la propia cabecera de la manifestación y hayan destacado la "alta participación" en la protesta sevillana y en el resto de manifestaciones organizadas en las provincias andaluzas.

Los manifestantes, entre los que se encontraban el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, y la secretaria general del PA, Pilar González, quien ha señalado que "la huelga está más que justificada por las medidas que ha tomado el Gobierno central, que suponen que vamos a ser más pobres y vamos a tener menos derechos", corearon mensajes como Más trabajo y menos recortes y Zapatero dimisión y entre los presentes había familias con hijos y personas en sillas de ruedas.

La manifestación, que lleva el lema Así no, huelga general, yo voy, comenzó en la plaza de San Francisco, ante el Banco de España y ha discurrido por la avenida de la Constitución hasta llegar ante el Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía.

Por su parte, los piquetes informativos que han participado en la jornada de huelga han llegado a la Plaza de San Francisco para empezar la manifestación procedentes de Plaza Armas, del Parlamento andaluz, de Puerta Jerez y Santa Justa, donde se habían concentrado tras la su recorrido por las diferentes empresas.

"Alta presencia policial". El secretario general de CCOO en Andalucía ha resaltado "la importantísima y espectacular" respuesta de los trabajadores, aunque ha advertido de la presencia de "un nuevo piquete" el "de Rubalcaba y Zapatero" que pretenden que "la policía escolte la cabecera de la manifetación. "Me parece una indecencia que un Gobierno de izquierdas pretenda hacer esto".

Asi, ha señalado que lo que los trabajadores necesitan es "la protección para garantizar el derecho a la huelga, que es lo que hane estado impidiendo".

Por su parte, el secretario general de UGT-A ha calificado de "abusivo e inncesario" el despliegue policial y ha destacado que no ha conocido esto "en ninguna otra huelga".

"Orgullosos de los trabajadores". En su intervención en el acto central de Sevilla, el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, ha agradecido a los asistentes su participación, y ha declarado "sentirse orgulloso de los trabajadores que han secundado la huelga porque han peleado por sus derechos". Asimismo, ha destacado que "el Gobierno no tiene más opción que rectificar, parece que Zapatero se ha quedado sordo y no nos quiere escuchar".

El secretario general de UGT-A ha manifestado que "esto no es el final, es sólo el principio, porque tenemos un presidente del Gobierno que parece que se ha olvidado de los intereses de sus ciudadanos". Finalmente, Pastrana ha pedido a los asistentes un aplauso "por aquellos trabajadores que no han podido hacer la huelga porque sus empresarios no los han dejado. El miedo es el primer aliado de los que quieren quitarnos nuestros derechos".

Por su parte, el secretario general de CCOO-A ha agradecido "tremendamente" a los trabajadores andaluces por su "valentía" para "vencer los piquetes mediáticos que atacan a trabajadores y a organizaciones sindicales, para vencer el piquete permanente del Gobierno y el del miedo, que son los empresarios".

"Hoy muchos, el Gobierno, los empresarios, los poderosos, se han llevado una gran frustración, que al mismo tiempo, esa frustación es la fortaleza del movimiento obrero para decir a Zapatero que rectifica ya o esto no será el punto final de las movilizaciones sino el punto y seguido, porque no vamos a parar hasta conseguirlo".

 


  • 1