Local

Los sindicatos se niegan a pactar el recorte en empresas públicas

Moreno insiste en que el tijeretazo es «responsable» y «necesario». El "seguidismo" de Griñán al Gobierno central traerá "menos crecimiento y menos empleo", según el PP.

el 29 may 2010 / 19:53 h.

TAGS:

Antonio Sanz, secretario general del PP andaluz, en un acto en La Línea (Cádiz).
La mano tendida de la Junta a los sindicatos para pactar el recorte del 5% en los salarios de los trabajadores de las sociedades mercantiles participadas por el Gobierno andaluz y los docentes de centros concertados puede quedarse en el aire. Las principales centrales sindicales, CCOO y UGT , se mostraron ayer contundentemente contrarias a sentarse con Hacienda para debatir este tijeretazo, que afecta a 40.000 de los 285.000 funcionarios de la administración regional -el resto sufrirán sí o sí el recorte, ya que la Junta tiene plena potestad sobre ellos y no hay convenio colectivo alguno que contemplar y cumplir-.

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, fue claro: "No nos sentaremos a negociar ninguna rebaja de salarios. El 8 de junio iremos a la huelga y estudiaremos todas las vías legales para llevar el decreto de la Junta ante los tribunales". En UGT, su homólogo, Manuel Pastrana, habló a las claras de "atentado a la negociación colectiva". En declaraciones a la Cadena Ser, ambos insistieron en que movilizarán a los afectados "hasta donde sea necesario" para evitar un recorte que es un correlato exacto del aprobado a nivel nacional por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. La otra central con representación en este gremio, CSI-CSIF , está estudiando el decreto para anunciar su calendario de protestas, mientras sus servicios jurídicos revisan hasta su hipotética inconstitucionalidad.

La consejera de la Presidencia , Mar Moreno, respondió a esta afrenta sindical señalando que "respeta y comprende" sus quejas, aunque insistió en que tienen que "ayudar" a hacer el ajuste "de la manera más equitativa posible". "La Junta acuerda que afecte a todos los trabajadores, no a unos sí y a otros no -recordó-. Sería inexplicable que unos empleados del Gobierno andaluz vean aminorado su sueldo y otros que están en empresas públicas [las mercantiles y la concertada] no lo tengan".

Moreno, desde Málaga, defendió el tijeterazo aprobado el viernes por el Consejo de Gobierno por ser una medida de ahorro "necesaria", acometido con una "responsabilidad dolorosa", insistió, pero que ayudará a salir de la crisis, cuya peor etapa "se ha dejado ya atrás". A su juicio, con planes de ahorro como este el Gobierno de Zapatero y el de José Antonio Griñán están "apagando fuegos, al igual que el resto de gobernantes de la UE", mientras que, por contra, el PP "lleva dos años alimentando el fuego y las llamas". "Si no quiere ayudar, que se quede al margen", reclamó.

A Moreno le contestó Antonio Sanz, secretario general del PP-A , de visita en La Línea de la Concepción (Cádiz). Sanz denunció que Griñán ha pecado de un "seguidismo partidista" con Zapatero que no beneficia a la comunidad, "limitándose a coger los recortes sociales y aplicarlos a los funcionarios y familias de Andalucía". "Si dice que Zapatero es mano, ¿por qué hace seguidismo?", dijo aludiendo al lapsus del presidente andaluz en el pasado pleno. El decreto traerá "menos crecimiento económico y menos empleo", denunció.

Al menos hay un punto de encuentro entre PSOE y PP, que esta semana han "acercado posturas" y han mostrado "voluntad de consenso" en sus reuniones para abordar el recorte de sueldo para alcaldes y otros cargos públicos locales; la semana entrante puede cristalizar el acuerdo.

Idénticos servicios. Por si la bajada de sueldos del funcionariado despertaba miedos a más recortes, la consejera de Salud, María Jesús Montero, negó "rotundamente" que vayan a reducirse las plantillas sanitarias, que contarán con el mismo número de efectivos, medios y prestaciones.

  • 1