Deportes

Los sistemas de Jiménez sí dan resultados a domicilio

El debate está en el sevillismo, en los aficionados y en la plantilla. Jugar con dos delanteros y con dos extremos, con un sólo punta o con sólo un jugador de banda es el abanico de opciones, aunque fuera de casa Manolo Jiménez ha demostrado que su fórmula, algo más conservadora, funciona.

el 16 sep 2009 / 02:42 h.

El debate está en el sevillismo, en los aficionados y en la plantilla. Jugar con dos delanteros y con dos extremos, con un sólo punta o con sólo un jugador de banda es el abanico de opciones, aunque fuera de casa Manolo Jiménez ha demostrado que su fórmula, algo más conservadora, funciona.

Luis Fabiano apostó el martes claramente por la que él y mucha parte del sevillismo considera la mejor forma de lograr las victorias y los objetivos. "Tenemos que jugar con dos delanteros y con dos extremos en las bandas", opinó el delantero brasileño. Pero el caso es que hay datos que cuestionan, y mucho, esta aseveración, al menos fuera de casa.

El Sevilla de Manolo Jiménez ha logrado esta temporada superar la marca histórica de triunfos a domicilio. Ha conseguido nueve por ahora y le restan dos encuentros más fuera de casa, el del sábado ante Osasuna y el de la última jornada de Liga ante el Numancia. Pues bien, de esas nueve victorias acumuladas por el equipo nervionense tan sólo una, la del partido ante el Villarreal del sábado de Feria, la ha logrado el Sevilla con esa 'fórmula mágica' de los dos delanteros y los dos extremos. Con esta disposición, no demasiado utilizada por el técnico del Arahal fuera, el balance es de dos empates, un triunfo y una derrota. El caso es que a Jiménez y al Sevilla le suele ir mejor cuando sale fuera de la capital hispalense con alguna de las variantes utilizadas hasta el momento, ya sea la de jugar con dos delanteros y tres centrocampistas, con Romaric en la banda izquierda, o la de utilizar sólo una referencia en la punta del ataque.

Tanto es así, que ha alcanzado siete victorias utilizando a tan sólo un delantero en el campo, y en plazas tan importantes como el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid (Luis Fabiano), el Santiago Bernabéu (Kanouté), Almería (Acosta) o el Olímpico Lluis Companys ante el Espanyol (Kanouté). En esos encuentros Jiménez ha tirado o bien de Renato para la mediapunta o bien de Romaric, que desempeñó ese papel en varias ocasiones al comienzo de la temporada.

Igualmente, Jiménez también ha decidido sacrificar en varias ocasiones una banda, siempre la izquierda, en pos del control del balón y de la contención. En esos casos ha sido Romaric el elegido para tapar el costado zurdo -su versatilidad para el técnico lo ha convertido en el jugador más utilizado- y también ha habido algún tramo de la temporada en que el Sevilla logró buenos resultados con esa disposición táctica. De hecho, cimentó buena parte de su racha de seis victorias y un empate -de la jornada 23 a la 29- en esa fórmula, con uno o dos delanteros.

  • 1