Local

Los sobornos en empresas serán delito

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, avanzó que el proyecto para la reforma del Código Penal que el Gobierno pretende enviar al Congreso de los Diputados "al inicio del próximo periodo de sesiones", que comienza en septiembre, tipificará "por primera vez" los delitos de corrupción entre particulares.

el 16 sep 2009 / 06:43 h.

TAGS:

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, avanzó que el proyecto para la reforma del Código Penal que el Gobierno pretende enviar al Congreso de los Diputados "al inicio del próximo periodo de sesiones", que comienza en septiembre, tipificará "por primera vez" los delitos de corrupción entre particulares.

"Hasta ahora la corrupción sólo se ve entre funcionarios públicos o servidores públicos y particulares. Sin embargo, se van a admitir también y regular por primera vez las fórmulas de corrupción entre particulares", explicó Caamaño en una entrevista concedida a Europa Press, en la que añade que la reforma incluirá también "aspectos muy novedosos" como la tipificación de la responsabilidad criminal de las personas jurídicas.

El anteproyecto de ley, que fue aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre pasado, contempla penas de seis meses a cuatro años de cárcel para los directivos o empleados de empresas privadas que ofrezcan o acepten sobornos. El tipo penal, equiparable al que castiga el cohecho para los funcionarios públicos, pretende garantizar "la competencia justa y honesta entre empresas y evitar actos de corrupción entre los administradores de distintas empresas".

De esta forma, según manifestó Caamaño, el nuevo Código Penal perseguirá, además de las fórmulas de corrupción entre particulares, "las negociaciones económicas con daño, por ejemplo, para accionistas o con informaciones en contra de la licitud de las empresas a las que uno pertenece y ante las que tiene cabalmente que responder".

En relación con la "responsabilidad criminal" de las personas jurídicas, el ministro comentó que el proyecto acabará con "la idea tradicional de que delinquen las personas y no las sociedades". "Vamos a incorporar también la posibilidad y la cultura de que las personas jurídicas también cometen delitos, con todas las consecuencias que eso tiene para levantar, por ejemplo, el velo de empresas pantalla", afirmó.

Para ello, se adoptarán "sanciones obviamente distintas" a las que se imponen a las personas, tales como "la incautación de bienes, la disolución o liquidación de la sociedad, la supresión de su presencia, etc".

  • 1