Los socialistas de Carmona piden aclarar la situación financiera local

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Antonio Pinelo, afirma que el gobierno popular de Juan Ávila «solo quiere que gane la banca»

el 12 jun 2014 / 02:00 h.

Lío político en el Consistorio. Los socialistas de Carmona han solicitado al gobierno del PP un pleno extraordinario y urgente para «aclarar» la situación financiera del Ayuntamiento. En un comunicado, el PSOE local arremete duramente contra la noticia del superávit de 2013, que arrojó un balance en verde, afirmando que «lejos de gozar de una situación en positivo, como pregona el PP, el gobierno de Juan Ávila tendrá que acogerse en los próximos días a una de las opciones propuestas para los Ayuntamientos que se encuentran en situación de endeudamiento». Antonio Pinelo, portavoz socialista, declaró rotundamente que en su formación no saben «qué tipo de cuentas les ha vendido el alcalde a los carmonenses. Este superávit que anunció es fruto de un maquillaje burdo de la realidad». La solicitud de celebración de un pleno extraordinario ha sido realizada en conjunto con Izquierda Unida, por lo que, si nada lo remedia, tendrá que llevarse a cabo, puesto que ambos suman mayoría absoluta en las bancadas. La llama que ha provocado este incendio político surgió tras conocer la oposición las intenciones del alcalde de optar por la opción «menos beneficiosa para Carmona de las propuestas por el Ministerio de Hacienda», aseveró Pinelo. «Apostar por la banca o la ciudadanía, esa es la cuestión», se pregunta el portavoz del PSOE. Para éstos, el PP apuesta, «solo y exclusivamente», por ampliar el periodo de carencia un año más, reduciendo mínimamente los intereses de ese préstamo para pagar a proveedores que el Ayuntamiento pidió en 2012, lo que supondría un ahorro para Carmona de 48.000 euros. La medida podría ser aplaudida si no existiera otra posibilidad, «obviada por el PP», incidió Pinelo, que permitiría un ahorro de más de 274.000 euros y por cuya inclusión apuestan los progresistas. Esta iniciativa, que el PP no tiene prevista en sus planes, supondría una bajada del interés del 1,4 por ciento, y un ahorro casi seis veces mayor para Carmona. Por último, el número dos apostilló que para el PP «es más conveniente ampliar el período de carencia, para plasmar datos positivos a final de año, pero en el PSOE pensamos que lo mejor es dejar de pagar a la banca casi 50 millones de las antiguas pesetas», reiterándose en que con la medida pretendida por Juan Ávila «solo gana la banca y pierde Carmona».

  • 1