Local

Los socialistas franceses buscan una refundación tras el fracaso electoral

Tras el 7-J, el aumento de apoyos al centro-derecha y la entrada en escena de fuerzas antisistema está llevando a algunas formaciones de la izquierda europea a preguntarse qué están haciendo mal. Es el caso del Partido Socialista francés, que se ha dado seis meses para "refundarse".

el 16 sep 2009 / 04:06 h.

TAGS:

Tras el 7-J, el aumento de apoyos al centro-derecha y la entrada en escena de fuerzas antisistema está llevando a algunas formaciones de la izquierda europea a preguntarse qué están haciendo mal. Es el caso del Partido Socialista francés, que se ha dado seis meses para "refundarse".

Ejecutivos de corte conservador como el de Angela Merkel en Alemania, Silvio Berlusconi en Italia y Nicolas Sarkozy en Francia, se han mantenido y han contribuido a que el centro-derecha se consolide en Europa. Al contrario, en países como España y Francia los socialistas han pagado las consecuencias del desempleo y la caída de las economías.

En esta coyuntura, el socialismo francés ha sido el primero -no se sabe si será el último- en pronunciarse al respecto. La dirección del Partido Socialista francés (PS) se ha dado seis meses para llevar a cabo una "refundación", tanto en su interior como en sus relaciones con otras formaciones de izquierda, tras la "importante derrota electoral" sufrida.

La primera secretaria del PS, Martine Aubry, en un discurso a puerta cerrada ante el consejo nacional, propuso "una triple refundación": De las ideas de su formación, de la forma de unir a la izquierda francesa y de los métodos de trabajo del partido. Aubry, cuyo mantenimiento al frente de los socialistas no fue cuestionado por los asistentes ayer a ese consejo nacional, insistió en que "de nada serviría ir a buscar fuera" del PS las causas de que los socialistas sólo obtuvieran un 16,48% de los votos en las elecciones al Parlamento Europeo. Citó como causas de ese varapalo [en los comicios europeos de 2004 el PS había recibido el 28,9% de los sufragios] "la crisis de la construcción europea" y "la crisis de la socialdemocracia", pero sobre todo la crisis de su partido.

Sus recetas pasan por elaborar "un proyecto de sociedad" para lo cual a comienzos de julio se celebrará un seminario, la preparación de unas primarias para elegir al candidato del partido a las elecciones presidenciales de 2012 y una nueva dirección de una quincena de personas abierta a personalidades de corrientes que disentían de la acción de Aubry. La primera secretaria empezó esa concertación interna al desplazarse ayer al cuartel general en París de su rival, la ex candidata presidencial Ségolène Royal, que a partir de ahora se encargará de la representación del PS en la Internacional Socialista.

Aubry y Royal a partir de ahora van a "consultarse regularmente y en directo para actuar en interés de su familia política" y la segunda mostró a la primera "su apoyo completo para todas las iniciativas que tome para la transformación radical" del partido.

  • 1