Local

Los socios del policía admiten que fabricaron alijos falsos

El agente, en excedencia de la unidad antidroga, niega en cambio haber participado en el robo de cocaína y heroína de las dependencias policiales

el 05 oct 2009 / 20:19 h.

TAGS:

Los dos supuestos cómplices del robo de 150 kilos de cocaína y heroína de la Jefatura de Policía han admitido haber ayudado a fabricar los falsos paquetes de droga compuestos por yeso, talco y Cola-cao por los que el policía nacional también detenido usó para ocultar la sustracción de los alijos auténticos. El agente, en cambio, negó los hechos por los que los tres llevan tres semanas encarcelados, tras haber sido detenidos después de una investigación que ha durado 15 meses.

En su declaración ante el juzgado, realizada el mes pasado, el socio del policía M.A.N. admitió haberlo ayudado a elaborar unos paquetes pero sin saber su contenido ni su finalidad, al igual que su esposa, también detenida. Según los investigadores se trataba del talco, yeso y harina que los ladrones utilizaron para reemplazar los alijos, tal y como explicaron a Efe fuentes del caso después de que el juzgado de Instrucción 19 levantara el secreto sobre el tomo 10 del sumario, relativo a la detención de los cuatro presuntos implicados y su puesta a disposición judicial, el pasado 15 de septiembre.

Por el robo fue arrestado el policía Lars S.M., de 35 años, que pertenecía a la unidad antidroga de la propia Policía Nacional hasta que solicitó una excedencia poco antes de que fuera descubierto el robo, en junio de 2008, para dedicarse a un negocio de compraventa de motos y barcos. Se le acusa de haber ido sustrayendo la droga de los depósitos policiales durante meses. En su declaración, el policía negó haber elaborado los paquetes de droga falsos, aunque dijo que su socio creía que él era el ladrón.

Además, según informaron a Europa Press fuentes del caso, el agente intentó inculpar a su socio, asegurando que él mismo le dio entrada en la Jefatura de Policía para que sustituyera la droga por estos paquetes falsos.

A la vez que el policía fue detenida la pareja de traficantes, acusada de poner en circulación los estupefacientes sustraídos de los depósitos policiales. La última implicada es la esposa del policía, M.T.M.S., abogada de profesión, que aseguró en su declaración que el origen de su patrimonio y su dinero está "perfectamente claro y limpio". Esta detenida quedó en libertad, pero la juez le impuso una fianza de 30.000 euros y le imputó un delito de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.

La juez ha levantado el secreto sobre uno de los tomos de la investigación, pero lo ha mantenido durante un mes más sobre el resto de las actuaciones, entre las que figura un informe de la Policía que constata que hay huellas y ADN de los detenidos en los alijos trucados. Las investigaciones, realizadas por Asuntos Internos, no se han dado por finalizadas ya que se sospecha que pudieron participar otras personas.

El cambiazo en los estupefacientes obligó a dejar en libertad provisional hasta que se celebre el juicio a siete presuntos narcotraficantes en los últimos meses, pese a que habían sido detenidos con varios kilos de droga cada uno y se enfrentaban a penas de hasta 10 años de cárcel.

El robo se descubrió cuando un juzgado ordenó realizar el contraanálisis de un alijo y la Policía se percató de que la droga había sido sustituida por sustancias inocuas, aunque preparadas de forma idéntica a la de los envases de droga robados para que nadie notara el cambio. En estas diligencias fueron detenidas, en marzo de 2009, otras dos personas que pasaron dos meses encarceladas. El caso fue sobreseído respecto a ellas por falta de pruebas, aunque las investigaciones fueron desgajadas del sumario relativo al robo de la droga de la Jefatura.

La mujer del socio recurrirá para quedar libre. El abogado que defiende al socio del ex policía y a su mujer está estudiando recurrir la prisión provisional comunicada y sin fianza ordenada para la esposa del traficante, aunque se encuentra pendiente de una serie de diligencias.

La juez ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Lars S.M., de su socio y de la pareja sentimental de este último. La pareja fue arrestada en Islantilla (Huelva) y no tiene trabajo conocido, aunque justo cuando se descubrió el robo de la droga acababan de comprarse una casa valorada en unos 240.000 euros.

La juez decidió decretar prisión para estos tres imputados por un presunto delito contra la salud pública agravado del artículo 369 del Código Penal por la alta cantidad de estupefacientes con los que traficaban y por estar implicado un policía. Para la esposa del agente decretó prisión bajo fianza de 30.000 euros por blanqueo de capitales, por lo que la mujer quedó libre a las pocas horas, después de pagar esa cantidad.

  • 1