Local

Los soterramientos, nueva moda para aliviar la presión del tráfico

El paso de las vías rápidas de la Gran Sevilla por cascos urbanos está originando peticiones de vecinos y municipios afectados para que éstas se soterren. Tras años de demanda, la Junta de Andalucía ejecuta ahora el soterramiento de la autovía de Coria (A-8058) a su paso por San Juan de Aznalfarache.

el 14 sep 2009 / 20:32 h.

TAGS:

El paso de las vías rápidas de la Gran Sevilla por cascos urbanos está originando peticiones de vecinos y municipios afectados para que éstas se soterren. Tras años de demanda, la Junta de Andalucía ejecuta ahora el soterramiento de la autovía de Coria (A-8058) a su paso por San Juan de Aznalfarache. Otros dos pueblos esperan la misma respuesta.

El coste de proyectos de esta envergadura es elevadísimo. La construcción de un falso túnel en la autovía de Coria del Río para unir el Barrio Alto con el Barrio Bajo ronda los cinco millones de euros, a los que hay que sumar las dificultades de ejecutar una infraestructura sobre un diseño ya existente y los problemas paralelos en el tráfico que se originan durante las obras en las principales arterias de comunicación de la provincia.

En este caso la respuesta afirmativa de la Consejería de Obras Públicas y Transportes a una demanda histórica responde a dos cuestiones básicamente: que se trata de la segunda autovía con más densidad de tráfico tras la ronda de circunvalación SE-30 (con unos 120.000 vehículos de media diaria) y que este municipio del Aljarafe tiene nada menos que un 10% de su término municipal ocupado por redes viarias de servicio al conjunto del área metropolitana.

Pero ¿conseguirán defender sus proyectos el resto de candidatos? El último en sumarse a la lista de peticiones de soterramientos es en Dos Hermanas, cuyos vecinos comenzaron la pasada semana a recoger firmas para exigir a Obras Públicas que entierre la autovía A-376 (Sevilla-Utrera) para que no separe los barrios de Montequinto y Condequinto.

Defienden estos vecinos que esto no sólo acabará con la división en dos de la barriada (la más poblada de Dos Hermanas con más de 30.000 habitantes), sino que también incrementará la seguridad ya que actualmente la carretera (por la que circula una media de 70.000 vehículos al día) se regula con semáforos y glorietas.

La demanda coincide con la licitación de la redacción del proyecto, por algo más de 210.000 euros, para ampliar a tres carriles por sentido la autovía en un tramo de 1,3 kilómetros, en concreto a su paso por el casco urbano. Sólo estas obras supondrá más de cinco millones de euros.

Precisamente, el concejal de Urbanismo de Dos Hermanas, José Manuel Carrión, confirmó hace unos días que ya negocian con Obras Públicas la "depresión" de la autovía, como una solución más factible que el soterramiento. El PP, por su parte, ha aprovechado para sumarse a la demanda de los vecinos y asegura que trabajará para defender el proyecto.

Montequinto tiene un antecedente para confiar: una positiva respuesta el pasado año a su reclamación para que se soterrara el tramo de la línea 1 del Metro de Sevilla a su paso por el barrio, lo que prácticamente supuso elevar el presupuesto de la obra de 40 a 60 millones de euros.

No era sólo una demanda de los vecinos -que iniciaron una frenética serie de movilizaciones con las obras ya adjudicadas- y del Ayuntamiento de Dos Hermanas, que veía peligrar su diseño para unir el casco urbano principal con Montequinto a través de Entrenúcleos, sino también de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), que consideraba que rompía el campus en dos y frenaba sus planes de futuro. Finalmente lo consiguieron.

El tercer frente se ha abierto en Castilleja de la Cuesta. El programa electoral de la alcaldesa, Carmen Tovar (PSOE), incluyó el compromiso de cubrir parte de la autopista A-49 (Sevilla-Huelva) a su paso por el municipio para crear en la superficie resultante (unas ocho hectáreas) una explanada para uso y disfrute de los ciudadanos. Estas ocho hectáreas, que pueden parecer pocas, representarían prácticamente el 50% de los espacios libres con los que contaría el municipio, el segundo con el menor término municipal de la provincia.

Más de 100.000 vehículos al día recorren esta vía rápida a su paso por el Aljarafe y que parte en dos el pequeño término municipal de este pueblo. Se trata de un proyecto muy similar al ejecutado sobre la citada autovía A-8058, donde no se pretende soterrar la autopista propiamente dicho, sino cubrirla creando un falso túnel aprovechando el desnivel ya existente.

Fuentes municipales exponen que el proyecto "es perfectamente viable desde el punto de vista técnico" y tendría que recibir una respuesta afirmativa por parte del Estado como contrapartida al hecho de que el municipio tenga que soportar la carga de ser atravesado por una vía rápida.

La regidora presentó incluso una recreación virtual de cómo quedará la A-49 tras su soterramiento, pero más difícil será convencer al Ministerio de Fomento que asuma el desembolso que supondría la obra. De momento, ya tienen el compromiso de que les construyan unas pantallas para frenar el ruido de la autopista en las viviendas, después de años de espera.

  • 1