Cultura

Los superhéroes de barrio llegan al Jueves

Los artistas callejeros han tomado el mercadillo del Jueves para rendir homenajes a los héroes de barrio

el 18 mar 2010 / 15:56 h.

Los artistas callejeros buscan los "microbios"

El tradicional mercadillo del Jueves ha servido de escenario para los artistas callejeros que han tomado Feria para rendir homenaje a todos los héroes de barrio: "Dedicado a aquellos que nadie conoce, pero que aportan algo al resto", decía uno de los hermanos Mercadíllez, que intervino haciendo un discurso musicado. "Esta gente que compra, regatean, estafan y venden", recitaba con ironía Mansilla sobre el Jueves.

El vaivén de pasacalles, recitales y música urbana invadió el ya de por sí concurrido mercadillo. Todo el mundo se sentía más microbio que nunca, en el buen sentido de la palabra: "Somos pequeños dentro del universo, pero todos tenemos algo que aportar", decía Miguel, vendedor ambulante.

Los artistas se mezclaban con el barullo de la gente que rondaba los numerosos puestos de antigüedades: "Nosotros venimos a reivindicar las tradiciones de Sevilla, no nos sentimos identificados con un centro comercial", aseguraba Gema López, miembro de Los silbadores.  El grupo, que andaba silbando éxitos como "Francisco alegre y olé", logró sacar una sonrisa a todo aquel que se encontraban por su camino: "A la gente le gusta estar en la calle y sentir el contacto físico con los demás".

Entre un ambiente tan festivo también hubo tiempo para la concienciación. Migrantas, un colectivo que trabaja en favor de una mayor visualización e integración de los inmigrantes estuvo repartiendo postales con el lema "Soy tu prójimo" e intercambiando impresiones con la gente de la calle: "No queremos nada específico, sólo fomentar el respeto entre todos", explicó Florencia Ian,  voluntaria de Migrantas. Además, un total de 60 pictogramas adornaban las paredes de la calle Feria, con textos como "Test de nacionalización" o "Por los hijos".

"Ese público que se quema", decía uno de los vendedores ambulantes del Jueves. No es de extrañar, la gente aliviaba el calor que hacía en la plaza de Montesión con una cerveza bien fresquita. Mientras llegaba la hora de las actuaciones, uno de los artistas que iba vestido de superhéroe iba entrevistando a personas anónimas que han vivido en el barrio: "Manuel tiene 84 años y ha estado durante 40 años trabajando en el mercadillo", explicaba con emoción el superhéroe. Manuel cree que nunca se debe acabar con esta tradición que se remonta al siglo XVIII: "Aquí pasan muchas historias  y he pasado muy buenos ratos". Sin duda alguna, las intervenciones del Jueves han servido para dar más calor y un trato más humano a los "microbios" que invaden el barrio.

  • 1