martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Local

Los talleres de los distritos se plantan ante el Ayuntamiento

el 20 oct 2011 / 12:26 h.

"No se entiende que lo que ha sido una política exitosa durante tanto tiempo reciba ahora el torpedo del recorte de Juan Ignacio Zoido".

El portavoz adjunto del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, y la concejala responsable de Participación Ciudadana, Adela Castaño, se han sumado esta mañana a las reivindicaciones que el colectivo formadores de talleres y numerosos vecinos de los distritos han protagonizado esta mañana a la entrada del Ayuntamiento como protesta por los recortes presupuestarios aplicados por el gobierno de Zoido a los programas formativos ciudadanos. En este sentido, Muñoz ha manifestado que resulta "inadmisible la poca importancia que para el alcalde tiene la política de barrios en todo lo referente a la formación de los sevillanos".

El trabajo realizado por estos formadores en los distritos durante los últimos años ha sido de vital importancia si tenemos en cuenta que inciden en una población superior a 50.000 ciudadanos que durante todo este tiempo han estado implementando su formación a través de los diferentes talleres en temas tan importantes como la alfabetización, conocimiento de informática o aprendizaje de otros idiomas, entre otros. Todo hasta que el mandatario popular anunció hace unos días su drástico recorte salarial con una disminución de entre un 30 y 60% en la retribución de estos profesionales, lo que pone en grave riesgo la garantía de continuidad de sus trabajos.

Muñoz considera que "no se entiende que lo que ha sido una política exitosa durante tanto tiempo en lo que a formación ciudadana se refiere, reciba ahora el torpedo del recorte de Juan Ignacio Zoido. Sobre todo cuando hemos conocido durante la semana pasada que el Alcalde ha dispuesto una partida de casi 300.000 euros para adornar las calles de flores durante la Navidad".

Estas últimos movimientos del Gobierno ponen de manifiesto las políticas de austeridad que predican los populares y que numerosos colectivos empiezan a cuestionarse cada vez más. Resulta cuanto menos paradójico que para unas cosas haya dinero y para otras, que precisamente forman parte de las señas de identidad de numerosos barrios y de su población no haya presupuesto.


  • 1