Local

Los taxistas deberán vestir con decoro, hablar inglés y cobrar con tarjeta

El Ayuntamiento prepara una nueva ordenanza para regular este servicio. El sector rechaza la transmisión inmediata de licencias en caso de incapacidad.

el 13 nov 2013 / 17:49 h.

TAGS:

Parada taxiLa nueva ordenanza municipal del taxi, cuyo borrador presentó ayer el Ayuntamiento en el Consejo de Gobierno del Instituto del Taxi, prevé regular la vestimenta de los conductores, el estado de la tapicería y los servicios de los que debe disponer el vehículo, la publicidad que pueden exhibir, los conocimientos necesarios para obtener la licencia y las condiciones para su transmisión. Muchos aspectos están ya perfilados en el Reglamento Andaluz, según confirmó el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, si bien la ordenanza –que inicia ahora el trámite para que la oposición y los interesados realicen aportaciones– concreta aún más. Así, el borrador de la ordenanza establece normas de decoro en cuanto a la vestimenta, especialmente en el caso de los hombres, a los que se insta a llevar camisas con manga, pantalón largo (evitando expresamente las bermudas y la ropa deportiva) y zapato cerrado y no chanclas, unas indicaciones que el presidente de la Unión Sevillana del Taxi ve comprensibles por cuanto se trata de un servicio “de cara al público”. El texto también exige mantener en buen estado la tapicería de los vehículos “sin deterioros, parches u otros desperfectos” y prohíbe usar alfombras y felpudos, y regula que la publicidad no afecte a la visibilidad además de prohibir explícitamente la que “promueva, favorezca o fomente la prostitución”. En cuanto a las instalaciones de los coches, exige que cuenten con calefacción y aire acondicionado y también un dispositivo para el pago con tarjeta. Hasta ahora, esto último es voluntario y Morales discrepa en su obligatoriedad porque “el banco cobra por cada operación”. En el apartado de la formación necesaria para obtener la licencia, la ordenanza insiste en aspectos ya incluidos en los estatutos como la superación de un examen para obtener el certificado de aptitud con pruebas relacionadas con el conocimiento del término municipal, la normativa, el régimen y aplicación de las tarifas entre otros. Sin embargo, según el comunicado del Ayuntamiento, la ordenanza añade que el Instituto del Taxi puede incluir también una prueba psicotécnica y otra de inglés básico, además de exigir la asistencias a jornadas o cursos de idiomas y seguridad vial laboral para obtener el certificado. “Todo lo que sea mejorar el servicio nos viene bien y el tema del inglés es bueno, depende de qué nivel también, no se trata de que seamos catedráticos”, señaló Morales. En general, el presidente de la Unión Sevillana del Taxi explicó que “en el Reglamento Andaluz ya está todo regulado y la ordenanza municipal no puede rebatir la norma superior, por lo que solo concreta más algunas cosas pero tiene poco margen”. No obstante, emplazó a un análisis más profundo del borrador que conocieron ayer y a su estudio por parte de los servicios jurídicos de la asociación para valorar “qué aspectos nos gustan y cuáles no”. Sí hay un elemento en el que están en desacuerdo y que aparece también en el Reglamento:la obligatoriedad de transmitir de forma inmediata las licencias en caso de incapacidad. “Hay veces en que la situación se revierte y debería poder conservarse la licencia al menos un tiempo, nosotros proponemos dos años”, subrayó, tras insistir en que pelearán por ello. La nota de Ayuntamiento solo alude a que el trato respetuoso a los usuarios, inspectores y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado será condición esencial para conservar la licencia, además no conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, no tener antecedentes ni “dos o más sanciones en el plazo de un año”. Por otro lado, el Consejo de Gobierno del Instituto del Taxi aprobó también ayer el calendario de descansos rotatorios para 2014 y el reparto lineal de una subvención de 19.500 euros para los taxis adaptados para discapacitados. En Sevilla hay unos 2.200 taxis de los que 15 son adaptados.

  • 1