lunes, 25 marzo 2019
13:20
, última actualización
Local

Los terroristas buscaban derribar los hoteles y perpetrar un 11-S indio

Un 11-S indio. Eso era lo que buscaban los terroristas que atacaron Bombay y mataron al menos a 183 personas. Querían hacer historia y lo tenían todo planeado al detalle para que los dos hoteles atacados no pudieran ser reconstruidos. Ayer, la situación fue por fin controlada por el Ejército. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:08 h.

TAGS:

Un 11-S indio. Eso era lo que buscaban los terroristas que atacaron Bombay y mataron al menos a 183 personas. Querían hacer historia y lo tenían todo planeado al detalle para que los dos hoteles atacados no pudieran ser reconstruidos. Ayer, la situación fue por fin controlada por el Ejército.

Los islamistas se inspiraron en un atentado que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en el hotel Marriott de Islamabad (Pakistán), que dejó al menos 52 muertos y más de 200 heridos, según informó la televisión india Times Now. Conocían a la perfección el diseño de los hoteles Taj Mahal y Oberoi, según asegura la citada cadena india, que ha tenido acceso al testimonio de un oficial que estuvo presente durante el interrogatorio a uno de los islamistas detenidos llamado Azam Amir Kasav.

Los extremistas llevaban un mes sobre el terreno y habían alquilado una casa haciéndose pasar por estudiantes. Además, portaban aperitivos y frutos secos en sus mochilas en previsión de que el asalto que sembró el caos en Bombay se prolongase en el tiempo, como así sucedió, ya que duró tres días. La Policía y el Ejército indios ya han dado por concluido el asalto tras tomar el hotel Taj Mahal, el último bastión de los terroristas. Además de los fallecidos, al menos 327 personas resultaron heridas.

En la operación policial, tres asaltantes murieron, uno de los cuales fue visto cayendo desde el primer piso, y se encontraron varias granadas y explosivos, además de un fusil Kalashnikov. La captura de Azam Amir Kasav, uno de los militantes del grupo, que llegó procedente de Pakistán y hablaba con fluidez el inglés, ha permitido descubrir los ambiciosos planes del grupo terrorista.

"La idea era replicar el JW Marriott en el Taj", asegura la cadena india, citando al interrogatorio del arrestado. Éste fue uno de los peores atentados de Pakistán, cuando un camión cargado de explosivos destruyó todas las instalaciones hoteleras.

Símbolos. "Querían reducir los símbolos de la fuerza económica a escombros, el hotel Taj y Oberoi Trident, y que no pudieran ser reconstruidos", asegura la cadena india. "Hablaban de un 11-S con el fin derribar los edificios", prosigue Times Now. Los métodos utilizados por los terroristas han sido diferentes a los de los atentados de las Torres Gemelas, pero el impacto que buscaban ha sido enorme.

La vía marítima fue supuestamente la utilizada por el comando para iniciar sus ataques contra 10 puntos de la ciudad. Los atacantes arribaron a la costa en una barca neumática Gemini, según los investigadores, después de abandonar un navío pesquero que habían secuestrado previamente y matar a sus tripulantes. Las autoridades indias han encontrado un navío abandonado a cinco millas náuticas de Bombay, que podría haber sido utilizado por los terroristas.

El Gobierno informó de que entre los muertos en la serie coordinada de ataques terroristas hay 22 extranjeros y 20 miembros de las fuerzas de seguridad, dos de ellos comandos de elite. Por su parte, las autoridades municipales de Bombay elevaron las víctimas mortales en 195, entre ellas 23 extranjeros, aunque advirtieron de que este parte es por el momento provisional, según la agencia PTI. Los últimos disparos y explosiones tuvieron lugar ayer en el lujoso hotel Taj, frente al mar Arábigo y la emblemática Puerta de la India, donde los comandos indios dieron muerte a tres terroristas, registraron las más de 300 habitaciones del complejo durante todo el día y detonaron armamento y granadas.

El presidente de EEUU, George W. Bush, prometió ayer a India "pleno apoyo" durante la investigación de los atentados terroristas. En una breve declaración oficial, calificó el ataque múltiple como un "asalto a la dignidad humana" y aseguró que los terroristas "no tendrán la última palabra".

  • 1