Economía

Los tipos de interés bajan por la crisis

Sorpresa. Los principales bancos centrales del mundo apoyaron el miércoles las iniciativas anticrisis de sus gobiernos recortando los tipos de interés, en una acción concertada sin precedentes. Es un intento de que las familias se beneficien de un abaratamiento de sus hipotecas, aunque no está claro que sea grande.

el 15 sep 2009 / 16:27 h.

Sorpresa. Los principales bancos centrales del mundo apoyaron el miércoles las iniciativas anticrisis de sus gobiernos recortando los tipos de interés, en una acción concertada sin precedentes. Es un intento de que las familias se beneficien de un abaratamiento de sus hipotecas, aunque no está claro que sea grande.

La Reserva Federal de EEUU y el Banco Central Europeo (BCE), a los que se unieron los institutos emisores de Inglaterra, Suecia, Canadá y Suiza, se coordinaron el miércoles para bajar los tipos de interés (el precio oficial del dinero) en medio punto porcentual, en una acción conjunta contra la crisis financiera internacional.

Ésta es la primera vez que estos organismos adoptan rebajas de las tasas de modo simultáneo y conjunto, una medida con la que los tipos de interés en la Eurozona bajarán del 4,25 al 3,75%, mientras que en EEUU el recorte situará el precio del dinero en el 1,5%, frente al 2% que estaba fijado desde el pasado mes de abril.

El Banco de Inglaterra recortó su tasa hasta el 4,5%, en tanto que el Riksbank (Banco Nacional de Suecia) los redujo al 4,25%, y los de Suiza y Canadá los establecieron en el 2,5%. Y a esta acción coordinada se agregó el Banco de China, que aprobó una reducción algo menor (27 puntos básicos), en tanto que el Banco Central de Japón "expresó su fuerte apoyo a esta política de actuación", pero no abarató los tipos.

Los organismos esperan reducir las tensiones existentes en los mercados financieros y sus efectos sobre el crecimiento económico y esta medida se suma a las inyecciones conjuntas de liquidez realizadas desde agosto de 2007. Los institutos emisores justificaron su decisión por la caída de la inflación, principal obstáculo para bajar el precio del dinero, a la vez que destacaron la necesidad de atajar la crisis financiera.

"Apoyaremos la estabilidad de los precios a medio plazo y el crecimiento sostenido y el empleo a fin de contribuir a la estabilidad financiera", dijo el BCE, presidido por Jean-Claude Trichet. Tras la rebaja del miércoles, el interés en la Zona Euro ha regresado a una cota en la que no se situaba desde mayo de 2007 y ha protagonizado, además, su primera reducción desde junio de 2003.

Por su parte, la Reserva Federal explicó que "la intensificación reciente de la crisis financiera ha aumentado los riesgos intrínsecos para el crecimiento y eso, a su vez, ha disminuido los riesgos para la estabilidad de precios". Insistió en que "la intensificación de las turbulencias del mercado financiero causarán restricciones adicionales del gasto, en parte porque reducirán la capacidad de los hogares y empresas para obtener crédito", añadió.

La FED aseguró que, si bien la inflación es alta, la caída de precios en la energía y otras materias primas y la expectativa de una actividad económica más débil han reducido los riesgos de un fuerte empuje de inflación.

A pesar de que esta coordinación para recortar los tipos no tiene precedentes en cuanto al número de bancos centrales implicados, el BCE y la FED ya había bajado los tipos 50 puntos básicos en coordinación el 17 septiembre de 2001, seis días después de los atentados terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Reacciones . En España, Gobierno, partidos políticos, sindicatos, consumidores, patronales y entidades aplaudieron de forma generalizada la decisión acordada por los principales bancos centrales del mundo. La mayoría, además, hizo hincapié en sus efectos sobre los créditos suscritos para la compra de una vivienda.

Así, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) consideró muy positiva la rebaja de tipos de interés para todos los que posean una hipoteca y aseguró que tendrá un "impacto relevante" en el mercado hipotecario español.

En los últimos meses, varios de los Gobiernos de la Unión Europea, entre ellos el español, habían sugerido al BCE que redujera el interés, pero hasta ahora el emisor de la Eurozona se preocupaba más de la inflación que del crecimiento.

  • 1