Local

Los tonos tierra y pastel inundan la pasarela de SIMOF

Estos colores marcaron la tendencia del primer día en Fibes junto a las mangas al codo, el corte canastero y los encajes y tiras bordadas.

el 03 feb 2012 / 14:27 h.

TAGS:

Roque Santa Cruz en el aeropuerto de Sevilla antes de viajar a Mallorca.
Este año SIMOF cumple su mayoría de edad. A pesar de la crisis, el Salón Internacional de la Moda Flamenca sigue adelante. Como bien recordó por la mañana el periodista Salomón Hachuel en la inauguración, "el mérito no es sólo tener la idea, sino mantenerla". Pues bien, este año de nuevo la pasarela de Fibes se llenó de primavera, de feria no sin polémica por los precios de los desfiles que tienen a los bloggeros incendiando las redes sociales. Pero el show debe continuar y los desfiles de los diseñadores profesionales comenzaron por la tarde con Pilar Vera, como viene siendo tradicional.


La diseñadora sevillana presentó una colección muy juvenil, con tejidos y colores que trajeron a la pasarela un aire victoriano. La colección Mis flamencas llenó Fibes de trajes de algodón, batistas, popelines y sedas, tejidos combinados en algunos casos con encajes de bolillo y tiras bordadas. Los vestidos, que se pasearon ayer por SIMOF, dejaban los hombros al descubierto y escotes muy exagerados. Todo ello en colores que van desde los tonos tierra, pasando por los turquesas, amarillos o verdes, hasta el negro. Laura Sánchez, que fue la modelo invitada de ayer, cerró el desfile pero fue la exconcursante de Se llama copla, Joana Jiménez, la encargada de poner el punto final cuando salió a la pasarela con un modelo rojo de la diseñadora sevillana para interpretar una copla.

Tomó el relevo la onubense Carmen Rodríguez. Su colección, Alfileres de Salitre, la abrió Pilar Bogado que estuvo también al cante durante el desfile. Inspirada en su tierra marinera, en sus colores. Así, predominan los escotes grandes de pico, la subida de talles y los cortes muy estudiados para realzar la figura de la mujer. Los vestidos de popelín y satén de lycra en lunares y lisos dentro de la paleta de los tonos tierra y pasteles son los protagonistas de la colección. Un protagonismo que compartieron con Beatriz Trapote que desfiló los modelos de la onubense y que levantó el revuelo de la prensa rosa presente en Fibes.

La nueva colección de Arte y Compás fue la siguiente en pasearse por SIMOF. Sueño de primavera está llena de romanticismo, sensualidad y fantasía que realzan la belleza de la mujer. Destacan los cortes románticos que dan forma al cuerpo y volantes que envuelven las faldas con líneas canasteras, capas y fruncidas. Los colores muy variados, aunque siempre dentro de los pastel -sin olvidar el blanco y el negro-, lucen en el popelín, el satén de lycra, el lino, la batista, o el organdí, entre otras.

Margarita Freire apuesta en Carmen por un vestido fresco y más ligero. Vestidos cortos, con mangas cortas y tirantas, pensados para la feria de día. Pero también ideales para la mujer elegante y sensual, por ello apuesta por el traje canastero, con talles alternadazos.

Frontiles de camino es el nombre de la colección que presentó ayer Curro Durán. En ella predominaron los talles hasta las rodillas, las faldas con más vuelo y los volantes pequeños. Se vieron también de nuevo los conjuntos de falda y camisa elaborados en organzas, gasas, gazar, muselinas y crepé, todo en seda natural, dotando a sus creaciones de mucha volatilidad. Los tonos metálicos y el negro son los protagonistas, rompiendo con colores claros como el beige, amarillo, rojo y verde pálido.

El día se cerró con Vicky Martín Berrocal que presentaba Amar por amar. Con ella se llenó por primera vez en la jornada el recinto. En la pasarela se mezclaban famosos como Boris Izaguirre, Arancha de Benito, Estefanía Luyk o Pastora Soler, con muchos fans, periodistas y bloggeros.

Berrocal abrió con una colección en rosa fucsia de la mano de Laura Sánchez. Diferentes telas, formas asimétricas, escotes sugerentes... bajo la misma tonalidad complementadas con joyas de Aristocrazy en dorado. Hubo también espacio para los vestidos con inspiración de los trajes de amazona donde pudimos ver luciendo uno de ellos a Claudina Mata.

En Amar por Amar se mezclaron también telas y texturas. Pudimos ver faldas de cuero, mantoncillos, toreras... e incluso un vestido de flamenca hecho completamente en cuero negro. Igualmente se vieron transparencias, escotes generosos, espaldas al descubierto, sedas estampadas, volantes... que dotaban a la colección de un aire a veces romántico, a veces rompedor, diferente y transgresor, pero siempre único y femenino que encandiló al público que dedicó una ovación en pie a la diseñadora sevillana.


  • 1