Local

Los trabajadores andaluces de Central Lechera Asturiana anuncian paros

Los trabajadores andaluces de la Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) -grupo al que pertenece Central Lechera Asturiana- están convocados a secundar a partir de mañana paros indefinidos para protestar contra el ERE presentado por la empresa.

el 15 sep 2009 / 09:20 h.

TAGS:

Los trabajadores andaluces de la Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) -grupo al que pertenece Central Lechera Asturiana- están convocados a secundar a partir de mañana paros indefinidos para protestar contra el ERE presentado por la empresa.

El secretario de Acción Sindical de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Andalucía, Rafael Guerra, y su homólogo en UGT, Juan Jiménez, han anunciado que mañana comenzará una huelga indefinida en la fábrica sevillana después de que la empresa se haya negado a retirar el Expediente de Regulación de Empleo en la reunión celebrada hoy en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos (SERCLA).

Según han informado ambos sindicatos en un comunicado conjunto, la huelga consistirá en paros de dos horas todos los lunes y viernes, y en manifestaciones de cuatro horas los miércoles.

El pasado 22 de julio Capsa presentó un ERE para ajustar la plantilla debido a la baja demanda de sus derivados lácteos, sobre todo en Andalucía -su cuota de penetración es del dos por ciento-, la zona de Levante y parte de Castilla-La Mancha.

Capsa ha decidido paralizar la producción de yogures y postres lácteos en su fábrica de Sevilla y trasladar parte de ella a sus plantas asturianas, situadas en Granda y Villaviciosa.

De los cerca de 185 trabajadores afectados por el ERE en Andalucía, 85 proceden de la fábrica de Sevilla y el resto se reparte entre las delegaciones de Córdoba, Jaén, Málaga y Cádiz, según ha informado a Efe el secretario general de la Federación Agroalimentaria (FTA) de UGT Andalucía, Pedro Marcos.

Los sindicatos han mostrado su malestar con la empresa ya que "se enteran más de los avances por la prensa que por los cauces oficiales" en referencia a las informaciones aparecidas que apuntan la posibilidad de que sea la empresa Rumasa la que compre Central Lechera.

"En cualquier caso, desconfiaremos de todas esas informaciones hasta que nos sentemos a negociar las condiciones laborales que van a tener los trabajadores", apuntan Guerra y Jiménez.

CCOO y UGT demandan conocer los datos de la posible operación de venta de la empresa, para "empezar a trabajar ante el escenario de una empresa que compra a otra y no sobre el escenario de un cierre, que es lo que hay ahora".

Respecto al expediente de suspensión de pagos, los sindicalistas dicen que solo tienen constancia de que la empresa se lo va a comunicar, pero aún no lo han presentado ante la Dirección General ni hay nada oficial al respecto.

  • 1