Local

Los trabajadores de Roca protestan contra los despidos en Alcalá de Guadaíra

La plantilla de Roca en Alcalá de Guadaíra se ha concentrado a las puertas de la fábrica de porcelana sanitaria para evitar un segundo Expediente de Regulación de Empleo sobre una plantilla ya mermada, y que pasará de 267 a 137 empleados, según fuentes del Comité de Empresa.

el 16 sep 2009 / 07:59 h.

TAGS:

TEXTO: F. VEIGA/ M.J. CASAL

VÍDEO: FRANCISCO VEIGA

La plantilla de Roca en Alcalá de Guadaíra se ha concentrado a las puertas de la fábrica de porcelana sanitaria para evitar un segundo Expediente de Regulación de Empleo sobre una plantilla ya mermada, y que pasará de 267 a 137 empleados, según fuentes del Comité de Empresa.

De esta manera, mediio centenar de trabajadroes, convocados por UGT y CCOO, han impedido la entrada de camiones a las instalaciones con el fin de que no se acumulen allí stocks provenientes de fábricas de esta multinacional en el Tercer Mundo. Según ellos, la excusa para reducir personal en esta planta alcalareña de producción. Temen que la dirección de Roca repita con ellos lo que hizo en Dos Hermanas, donde cerró otra fábrica hace pocos años.

La concentración transcurrió de forma pacífica y a las 12.00 horas se reunieron con el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), quien ya les manifestó ayer su apoyo para que la ciudad no pierda una de sus fábricas. Roca está presente en Alcalá desde 1968.

El nuevo ERE golpearía a una plantilla cuya edad media es menor de 40 años: demasiado jóvenes para prejubilarse, demasiado viejos para recolocarse con facilidad.

Los trabajadores estuvieron acompañados por otros obreros de empresas con problemas, como Cerámicas Bellavista, Siderúrgica Sevillana, BCN Vidrio e incluso la vieja mina de Boliden. A las 12.00 horas se reunieron con el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), quien ya les manifestó ayer su apoyo para que la ciudad no pierda una de sus fábricas. Roca que está presente en Alcalá desde 1968.

El secretario general de CCOO en la fábrica alcalareña, Francisco Santiago explicó ayer que el objetivo último es "garantizar el empleo de los próximos años". Para el representante sindical "no tiene sentido que traten de resolver el asunto despidiendo a los trabajadores".

Por su parte, los afectados por el ERE aseguraron a este periódico que no dudarán en "continuar de forma indefinida con estas movilizaciones y en endurecer las medidas si la empresa no cede".

Para los próximo días los empleados tienen previstas varias reuniones con la administración andaluza, especialmente con la Delegación provincial de Empleo de Sevilla, así como con los ayuntamientos a los que pertenecen los empleados afectados por el ERE.

También el próximo día 7 acudirán a una manifestación multitudinaria en Barcelona, fecha en que se comenzará la negociación sobre el futuro laboral de toda la plantilla nacional del grupo.

  • 1