lunes, 22 abril 2019
14:51
, última actualización
Local

Los tránsfugas ganan en Benidorm

No es la primera vez que pasa. Benidorm vivió ayer la segunda moción de censura de su historia, impulsada por 12 ex ediles del PSOE y por un tránsfuga. La moción prosperó.

el 22 sep 2009 / 20:24 h.

TAGS:

El nuevo alcalde de Benidorm, Agustín Navarro.
La bronca política entre PP y PSOE vuelve a la primera línea de combate. Los concejales dados de baja del PSOE y un tránsfuga del PP desalojaron ayer de la alcaldía de Benidorm a los populares tras prosperar la moción de censura presentada días atrás.

La historia se repite 18 años después pero con distintos protagonistas. Entonces, otro tránsfuga hizo alcalde de la localidad a Eduardo Zaplana (PP). La de ayer convirtió al ex miembro del PSOE Agustín Navarro en nuevo regidor, en detrimento del popular Manuel Pérez Fenoll, y propició la creación de un nuevo grupo municipal que bajo el nombre de "Socialistas de Benidorm" integra a los 12 concejales que se dieron de baja del PSOE (antes de ser expulsados directamente por el partido).

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, apuntó como "responsables" de esta moción de censura al presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, y a los números dos y tres del PSOE, José Blanco y Leire Pajín. El Pleno en el que se debatió la iniciativa se desarrolló en un ambiente de alta tensión tanto entre los concejales de ambos grupos como en el exterior de la sala, donde coincidieron y gritaron partidarios y detractores del nuevo alcalde, aunque sin incidentes destacables.

Los firmantes de la moción, entre los que se encontraba Maite Iraola, madre de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se repartirán las competencias del nuevo gobierno que todavía están por decidir, según señaló Navarro, que sí adelantó que el tránsfuga Bañuls no tendrá las de Urbanismo ni Hacienda y será el primer teniente de alcalde. Nada más terminar el Pleno, el nuevo alcalde confesó que estaba "muy contento" por poder echar a Maruja Sánchez, la tránsfuga del PSOE que en 1991 dio la alcaldía a Eduardo Zaplana y quien desde entonces ha estado ligada al consistorio como concejal, primero, y después como asesora de la Concejalía de Cultura.

La sesión resultó trabada desde el inicio ya que ambos grupos discutieron durante 15 minutos por discrepancias sobre el orden de intervenciones, y una de las anécdotas ocurrió justo antes de la votación, cuando los populares se pusieron de pie para un minuto de silencio simbólico por, según han dicho, la defunción de la democracia.

Desgobierno. El socialista Navarro justificó la moción en el "desgobierno" y tendió la mano al PP, mientras en el salón se oían los gritos del numeroso público del exterior, divididos a partes iguales entre socialistas y populares. El nuevo alcalde de Benidorm anunció que su política girará en torno a cuatro ejes: sanear las cuentas y ser más austeros, mejorar los servicios sociales, impulsar los grandes proyectos y aumentar la participación ciudadana.

Por su parte, el alcalde saliente, Manuel Pérez Fenoll, destacó que la moción "arrebata al PP la alcaldía" en "un día muy triste para la democracia" y recalcó que "ningún demócrata puede entender el paso dado por los trece concejales" de los que aseguró que "nadie sabe muy bien a quién representan", e hizo especial hincapié en que la voluntad popular ha sido "vulnerada" y lamentó que "algunos" utilicen el pleno para "ver colmadas sus ansías de poder".

  • 1