Local

Los tratamientos que frenan la replicación del virus del Sida 'tocan techo'

Los tratamientos antirretrovirales han tocado techo. Son palabras textuales de Santiago Moreno, presidente del XI Congreso Internacional de Sida que se acaba de clausurar en Madrid.

el 14 sep 2009 / 19:46 h.

TAGS:

Los tratamientos antirretrovirales han tocado techo. Son palabras textuales de Santiago Moreno, presidente del XI Congreso Internacional de Sida que se acaba de clausurar en Madrid. El próximo aterrizaje de dos nuevas familias de fármacos junto a una pastilla que reúne tres medicamentos en uno logran resultados positivos hasta en el 98% de los casos.

Nunca las expectativas fueron tan elevadas desde que en 1981 se describiera por primera vez el virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Las terapias existentes en la actualidad y las que están por venir harán realidad el viejo sueño de contar con un tratamiento a la carta para cada enfermo de sida. En la actualidad, los fármacos antisida están representados por tres cabezas de familias: los inhibidores de la transcriptasa inversa (bloquean el ADN del virus para que sea incapaz de utilizar la maquinaria de las células sanas y multiplicarse); los inhibidores de la proteasa (dificultan la replicación del VIH); y el inhibidor de la fusión (impide que el virus entre en las células y las infecte).

A este catálogo se prevé incorporar en julio del año próximo un nuevo fármaco que también bloquea la puerta de entrada del VIH a los tejidos sanos (inhibe los correceptores) junto a otro, a finales del 2008, que se centrará en obstaculizar que el virus entre en contacto con el ADN del enfermo. "La llegada de estos medicamentos se contemplará como un avance extraordinario para quienes fracasan con los tratamientos habituales", valoró Moreno.

El objetivo, no obstante, en todos los pacientes es el mismo: la indetectabilidad del virus. Es decir, lograr reducir al mínimo su concentración en sangre para que pase desapercibido y la persona pueda convivir con la infección toda su vida. Una pauta que ya es factible y se incluye en todas las guías de práctica clínica. "Apenas existe un 5% de enfermos en los que no se consigue por no responder a los tratamientos", continuó.

Asimismo, el experto quiso resaltar el papel que aun tras la llegada del nuevo arsenal terapéutico seguirá jugando el inhibidor de la fusión o Fuzeon, marca de los laboratorios Roche. "Es el novio con el que todos quieren bailar", arguyó. El motivo: "diversos ensayos clínicos han demostrado que todos los medicamentos cuando se administran junto al inhibidor de la fusión funcionan mejor que si se toman solos". Y para muestra, un botón. Según destacó el doctor José Luis Blanco, facultativo del hospital Clinic de Barcelona, uno de los nuevos medicamentos que llegará el año que viene a las farmacias españolas ya ha demostrado que duplica su potencia cuando se combina con Fuzeon.

La única pega que se le puede achacar a este producto la recordó el doctor Pompeyo Viciana, coordinador de la unidad de enfermedades infecciosas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. "Es intravenoso, por lo que nos encontramos con pacientes que rechazan ponerse una inyección".

La pastilla tres en uno. Sin duda, uno de los medicamentos que más expectación ha generado es Atripla, que concentra en una sola pastilla tres de los antirretrovirales más usados en la actualidad. Está previsto que se comercialice antes de que finalice el año y su uso se centrará, sobre todo, en los pacientes que nunca han sido tratados. Su carta de presentación es la comodidad de tomar una sola píldora al día frente a las dos que como regla general son habituales. La que se queda sin fecha de presentación es la vacuna: cada vez más denostada, en principio irá encaminada a facilitar periodos de descanso en el tratamiento y no a la inmunización frente al VIH.

  • 1