Local

Los tratos con prostitutas junto a un colegio se multarán con 3.000 euros

Sanciones de hasta 750 euros a los clientes que requieran los servicios de prostitutas en la vía pública, que pueden llegar a los 3.000 si se producen a menos de 200 metros de cualquier colegio. Ésta es la base del borrador de regulación de esta práctica elaborado por la Delegación de Convivencia.

el 14 sep 2009 / 23:04 h.

TAGS:

Sanciones de hasta 750 euros a los clientes que requieran los servicios de prostitutas en la vía pública, que pueden llegar a los 3.000 si se producen a menos de 200 metros de cualquier colegio. Ésta es la base del borrador de regulación de esta práctica elaborado por la Delegación de Convivencia.

Tras varias semanas de debate interno sobre la posibilidad de regular la prostitución en la vía pública, el Gobierno local ya ha elaborado un borrador sobre esta práctica. Se basa, como estaba previsto, en la alegación del PP -a su vez elaborada a partir del modelo aplicado por el Ayuntamiento de Barcelona-. El eje de la argumentación es la consideración de las prostitutas como "víctimas" y la decisión de combatir a las mafias y a los proxenetas. Por este motivo, única y exclusivamente se sanciona al cliente.

El borrador, aún pendiente de modificaciones y de definir si entra a forma parte de la ordenanza antivandalismo, plantea un primer aviso a los clientes. No habrá sanciones de forma inmediata, sino que se advertirá a las personas que demanden los servicios de una prostituta en la calle de que su actuación está prohibida y es sancionable de acuerdo a la normativa municipal -un modelo similar al que se aplicará en el caso de los gorrillas-.

Si persisten en esta actividad, serán multados. Las sanciones, como propuso el PP, podrán llegar a los 750 euros. Pero se determina una circunstancia que supondrá una agravante en esta infracción. Si se requieren los servicios de una prostituta que se encuentre a menos de 200 metros de un centro educativo, la multa podrá alcanzar los 3.000 euros.

La medida se basa en el modelo de Barcelona. La Ciudad Condal blindó los alrededores de los centros escolares contra la prostitución. Pero la iniciativa aprobada en Cataluña por el tripartito -PSC, ERC e IC- planteaba multas de hasta 750 euros para las propias prostitutas si estaban cerca de colegios, opción que ha sido completamente descartada tanto por la Delegación de Convivencia como por el área municipal de la Mujer.

Este blindaje a los alrededores de los colegios tiene un especial significado en el caso de Sevilla. Según los estudios elaborados por el Centro Leonor Dávalos -dependiente de la Delegación de la Mujer-, las principales áreas en las que se registran casos de prostitución callejera son los polígonos industriales, algunos puntos de Sevilla Este y, sobre todo, Nervión. En las inmediaciones del estadio Ramón Sánchez Pizjuán y en Santo Domingo de la Calzada. En los alrededores de esta calle hay hasta tres colegios, todos ellos concertados: la Sagrada Familia, el Buen Pastor y Portaceli.

Precisamente en este punto presentó el PP el lunes sus alegaciones al proyecto de Ordenanza para la Convivencia y la Seguridad en los Espacios Públicos en las que requiere la inclusión de la regulación de la prostitución. El portavoz de la oposición, Juan Ignacio Zoido, se dirigió a los vecinos de este barrio, que han demandado en numerosas ocasiones que se tomen medidas ante la proliferación de esta práctica.

La propuesta del PP difiere en algunos aspectos del modelo diseñado por el Gobierno local. Los populares no plantean que haya un primer aviso y establecen una categoría más grave que ahora no se recoge: mantener las relaciones sexuales en la calle.

  • 1